Los cinco integrantes de La Manada, que hoy han sido condenados a penas de nueve años de prisión por abusar sexualmente de una joven madrileña en los sanfermines de 2016, forman un grupo bastante homogéneo en cuanto a sus intereses comunes: las fiestas, el sexo, el fútbol y los tatuajes.

Los miembros de La Manada, naturales de Sevilla y con edades comprendidas entre los 25 y los 28 años cuando sucedieron los hechos, son José Ángel Prenda, considerado el cabecilla del grupo, Antonio Guerrero, Alfonso Jesús Cabezuelo, Ángel Boza y Jesús Escudero.

Continuar leyendo AQUÍ

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

6 − dos =