La ministra de Igualdad, Irene Montero, y la delegada del Gobierno contra la Violencia sobre la Mujer, Victoria Rosell, este jueves, durante la presentación de la encuesta.

La sexta Macroencuesta de Violencia contra la Mujer en España, que se viene realizando por los distintos gobiernos desde el año 1999, arroja nuevos datos alarmantes, contundentes y también novedosos: más de la mitad de las mujeres mayores de 16 años han sufrido violencia machista a lo largo de sus vidas en España, más de 11,6 millones de mujeres en total, y una de cada cinco la ha sufrido en el último año, más de cuatro millones. “La cifra es demoledora”, ha reconocido la ministra de Igualdad, Irene Montero, durante la presentación del estudio junto a la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell. Resulta también impactante que el 82% de las violaciones son llevadas a cabo por hombres conocidos o familiares de sus víctimas, desmontando así uno de los mitos anclados de forma reiterada en la sociedad, que da por hecho que estas agresiones sexuales son perpretadas en su mayoría por desconocidos.

Esta violencia la sufren en mucha mayor proporción las mujeres más jóvenes, según revelan los datos de esta macroencuesta realizada a una muestra representativa de un total de 9.568 mujeres. De este modo, el 71,2% de las mujeres de 16 a 24 años y el 68,3% de las mujeres de 25 a 34 años han sufrido algún tipo de violencia a lo largo de sus vidas frente al 42,1% de las que tienen 65 o más años.

Los responsables de este trabajo de campo subrayan que al hablar de violencia se refieren a todas las violencias medidas en la encuesta, ya sea una mirada lasciva o una violación. Se trata de violencias cotidianas que las mujeres experimentan, más o menos severas, pero todas ellas violencia. “Los datos de esta macroencuesta han de servir para darles visibilidad y para desarrollar políticas públicas encaminadas a su erradicación”, apuntan los responsables del sondeo.

La habitual violencia sexual

La violencia física o sexual son dos de las agresiones más habituales de la violencia machista. Del total de mujeres de 16 o más años residentes en España, el 13,7% (2,8 millones) han sufrido violencia sexual a lo largo de la vida de cualquier persona, ya sea su pareja actual, parejas pasadas o personas con las que no se ha mantenido una relación de pareja. De ellas, el 1,8% (359.095 mujeres) la ha experimentado en los últimos 12 meses.

En cuanto a la violencia física, el porcentaje de mujeres que la han sufrido a lo largo de sus vidas se eleva hasta el 21,5%. Un total de 351.770 mujeres la han experimentado durante el último año, el 1,7% del total. “La violencia sexual es la más oculta de todas y el silencio de las mujeres es estructural, como revela esta macroencuesta”, subraya la ministra de Igualdad.

El 82% de los violadores son conocidos de las víctimas, un dato que desmonta el falso mito de que la mayoría de los violadores son extraños

Montero ha asegurado que “España puede vencer al machismo, pero para ello es necesario poner en marcha cuanto antes una agenda feminista. Más que nunca necesitamos un acuerdo de Estado”. Entre las principales novedades de esta macroencuesta con respecto a la edición de 2015 destacan la introducción de un módulo de preguntas para medir el acoso sexual y otro módulo para medir el acoso reiterado o también conocido como stalking, la ampliación del módulo de violencia sexual fuera de la pareja para preguntar por todas las formas posibles de violencia sexual, conocer las denuncias, la petición de ayuda formal e informal, la satisfacción con la ayuda recibida, etc. (preguntas que hasta ahora solo se hacían para la violencia en la pareja), y conocer detalles sobre los episodios de violencia sexual como las agresiones en grupo o el lugar de la agresión. También se han ampliado los ítems para medir la violencia sexual, psicológica y económica en la pareja,  así como nuevas preguntas para saber si la discapacidad, de aquellas mujeres que la tienen, es consecuencia de los episodios de violencia, y por último nuevas preguntas sobre lesiones, ingreso hospitalario, bajas laborales y diversas consecuencias físicas o psicológicas de la violencia.

Para que no quepa ningún género de dudas sobre el perfil del agresor, el 99,6% de las mujeres que han sufrido violencia sexual la experimentaron por parte de un agresor hombre. La delegada del Gobierno contra la violencia sobre la mujer recalca que “el patrón común a todos es que son machistas”, ha recordado Rosell. El 21,6% de las mujeres que han sufrido violencia sexual fuera de la pareja refiere que el agresor fue un familiar hombre, el 49% un amigo o conocido hombre y el 39,1% dice que el agresor fue un hombre desconocido.

Para interpretar estos resultados hay que especificar que engloban el conjunto de agresiones sexuales, desde una violación a un tocamiento. En la macroencuesta de 2015 se vio que el tipo de agresor era muy distinto en las violaciones que en otras formas de violencia sexual, ya que el 82% de los violadores son conocidos de las víctimas.

El 50,4% de las mujeres que han sufrido violencia sexual fuera de la pareja afirman que esta violencia ha tenido lugar solo una vez frente al 49,6% que dicen que ha sucedido en más de una ocasión. De las que responden que tuvo lugar más de una vez, el 41% dicen que la violencia sexual tenía lugar al menos una vez al mes. El 12,4% de las mujeres que han sufrido violencia sexual fuera de la pareja dice que en alguna de las agresiones sexuales participó más de una persona.

Otro dato muy relevante es el entorno donde se realizan estas agresiones sexuales. El 44,2% de las mujeres que han sufrido violencia sexual fuera de la pareja dicen que la agresión sucedió en una casa (18,5% en su propia casa, 20,1% en casa de la persona agresora, 9,7% en la casa de otra persona), el 17,8% en bares o discotecas, y el 32% dicen que sucedió en zonas abiertas como calles o parques. En el caso de las mujeres que han sufrido una violación, el porcentaje de quienes mencionan una casa como lugar de alguna de las agresiones sexuales es significativamente mayor (59,1%).

Otro dato revelador es que sólo el 8% de las mujeres que han sufrido violencia sexual fuera de la pareja ha denunciado alguna de estas agresiones en la Policía, la Guardia Civil o el Juzgado. Este porcentaje se eleva al 11,1% si se tienen en cuenta también las denuncias interpuestas por otra persona o institución. El motivo más citado por estas mujeres para no denunciar a sus agresores es el relativo a “era menor, era una niña”, que es mencionado por el 35,4% de las mujeres. Le siguen no conceder importancia a lo sucedido (30,5%), la vergüenza (25,9%), que la agresión haya sucedido “en otros tiempos en los que no se hablaba de estas cosas” (22,1%) y el temor a no ser creída (20,8%). En el caso de las mujeres que han sufrido una violación los motivos más citados son la vergüenza (40,3%) y el haber sido menor cuando tuvo lugar la violencia sexual (40,2%). El 36,5% cita el temor a no ser creída y el 23,5% el miedo al agresor.

Víctimas en silencio

Sólo una de cada diez mujeres que han sufrido violencia sexual buscaron ayuda psicológica para afrontar lo sucedido (21,8% en el caso de las mujeres que han sufrido una violación) y el 6,5% ayuda médica (14,4% en el caso de las mujeres que han sufrido una violación). El resto de los servicios son muy poco citados. El 84,1% de las víctimas de violencia sexual y el 67,2% de las mujeres que han sufrido una violación no han buscado ayuda formal tras lo sucedido. Únicamente el 39,9% de las mujeres que han sufrido violencia sexual fuera de la pareja ha contado lo sucedido a una amiga, el 28,3% a su madre, el 15,5% a un amigo, el 15,2% a su padre y el 14,0% a su hermana. El 26,6% afirma que no se lo contó a nadie.

El 84,1% de las víctimas de violencia sexual y el 67,2% de las mujeres que han sufrido una violación no han buscado ayuda formal tras lo sucedido

A las mujeres que han contado a alguien del entorno la violencia sexual sufrida, se les preguntaba por la reacción de la persona a la que se lo contaron. En todos los casos el apoyo a la mujer agredida es mayoritario, oscilando entre el 70% y el 93,4%. Por otra parte, a las mujeres que han contestado que la persona del entorno a la que contaron los episodios de violencia sexual fuera de la pareja reaccionó apoyándoles, se les preguntaba si esta persona les aconsejó denunciar. En ningún caso llega al 50% el porcentaje de quienes aconsejaron denunciar (37,9% de las madres, 42,9% de los padres, 30,5% de las parejas, 20,1% de las amigas, por citar algunos ejemplos).

El acoso sexual, una realidad cotidiana

Respecto al acoso, del total de mujeres de 16 o más años residentes en España, el 40,4% (8,2 millones) han sufrido acoso sexual en algún momento de sus vidas, y el 10,2% han sufrido este acoso en los últimos 12 meses. Un 18,5% (3,7 millones) del total de mujeres de 16 o más años residentes en España han sufrido acoso sexual en la infancia (antes de cumplir los 15 años de edad). El 74,9% de las mujeres que han sufrido acoso sexual (30,3% de las mujeres de 16 o más años) refieren haber sufrido miradas insistentes o lascivas que les han hecho sentirse intimidadas, y el 40,4% (suponen 17,5% de las que tienen 16 o más años) han tenido contacto físico no deseado como, por ejemplo, proximidad innecesariamente cercana, tocamientos de partes de su cuerpo o besos, por poner algunos ejemplos.

Es importante incidir en el dato de que el 98,2% de las mujeres que han sufrido acoso sexual lo experimentaron por parte de un agresor hombre. El 73,9% de las mujeres que han sufrido acoso sexual y han respondido a la pregunta sobre el sexo del agresor, refieren que el agresor fue un hombre desconocido, el 34,6% dicen que fue un amigo o conocido hombre y el 17,3% dice que el agresor fue un hombre del entorno laboral.

Stalkin o acoso reiterado

El acoso reiterado o stalking también tiene su apartado concreto en esta macroencuesta del Gobierno, en la que se pregunta por comportamientos realizados por una misma persona de forma repetida de forma que causaron miedo, ansiedad o angustia a la mujer entrevistada: llamadas telefónicas obscenas, amenazantes, molestas o silenciosas, que a la mujer le hayan seguido o espiado, que le hayan dañado intencionadamente cosas suyas o le hayan hecho propuestas inapropiadas en internet o en redes sociales, por citar algunos ejemplos.

Del total de mujeres de 16 o más años residentes en España, el 15,2% (tres millones) han sufrido stalking en algún momento de sus vidas, y el 3% (613.917) han sufrido este acoso en los últimos 12 meses. Un 3,7% han sufrido stalking en la infancia (antes de cumplir los 15 años de edad) y el 47,2% de las mujeres que han sufrido stalking (7,2% de las mujeres de 16 o más años) refieren haber sufrido llamadas telefónicas obscenas, amenazantes, molestas o silenciosas, y al 40,6% (6,2% de las de 16 o más años) les han seguido o espiado, por poner algunos ejemplos.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Está muy bien el rechazo a cualquier tipo de violencia, pero habría que poner las cosas en su contexto para valorar adecuadamente su dimensión. Víctimas de violencia doméstica en España, unas 50-70 por año. Suicidios en España, uno cada dos horas, 3.500 al año.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre