En una actuación judicial sin precedentes donde ni la fiscalía pretende solicitar medidas cautelares, la titular del juzgado de Instrucción número 2 de Granada, María Ángeles Jiménez, ha culminado sin éxito una ronda exprés de declaraciones de investigados por el delito de sustracción de menores en el caso de Juana Rivas, la madre que durante casi un mes este pasado agosto se encontraba en paradero desconocido junto a sus dos hijos menores, reclamados por su padre condenado por maltrato en el seno doméstico.

En un mes prácticamente inhábil judicialmente como es agosto, esta jueza ha dado prioridad y celeridad absoluta a este caso exclusivamente por su carácter mediático ante la opinión pública, pese a no revestir carácter de urgencia al no ser un asunto con presos o de violencia de género, por delante de otros muchos expedientes judiciales pendientes de tramitar con anterioridad a este de Rivas en su juzgado.

La juez de Instrucción 2 de Granada acusa, en un auto con fecha de 24 de agosto pasado, a esta madre granadina de desobediencia y sustracción de menores y a su entorno familiar hasta el segundo grado de consanguinidad de presunta “intervención en el delito de sustracción de menores”.

Juana Rivas entregó voluntariamente en un puesto de la Guardia Civil de Granada a sus dos hijos de tres y 11 años como requería esta juez a instancias de su padre, con una condena en firme por agresión machista sobre su ex pareja en 2009.

Por este mismo delito de sustracción de menores han guardado silencio ante la jueza este miércoles la asesora jurídica municipal de Maracena, Francisca Granados, y la psicóloga del Centro Municipal de la Mujer, María Teresa Sanz, acusadas como “inductoras” o como “partícipes necesarias” en el citado delito.

La jueza María Ángeles Jiménez ha dado prioridad absoluta al caso sólo por su carácter mediático

El padre, la madre, una hermana y un hermano de Rivas han acudido este jueves a la cita judicial y han guardado tambi, Francesco Arcuri en bermudas”, s s9.con una condena en firme por agresijos de tres y 11 años como requeradina de desobedienciaén silencio ante la jueza y se han acogido a su derecho a no declarar, según ha informado el nuevo letrado de Juana Rivas y su familia, Juan de Dios Ramírez, quien ha reconocido que “la situación es muy complicada”.

10 Comentarios

  1. ¿Que la Jueza fracasa en qué? ¿En averiguar por qué no se respetan las sentencias judiciales, si estamos siendo la vergüenza en Europa? Me parece un titular falso, rebuscado y de muy mala lech… Demasiado pronto este titular aberrante con su apreciación, espere a ver qué decide la Juez, de momento los llamados se han sujetado al derecho de no declarar sobre un derecho que le han negado al padre. Ya veremos. Aquí parque cada uno solo ve su propio derecho.

  2. ¿Que la jueza ha fracasado? Menudo titular. A mí, más bien, me parece que si alguien no tiene nada que ocultar, declara. Pero éstos no han declarado. A saber cómo habríais titulado si fuese Arcuri quien no hubiera declarado. Qué lástima de periódico, resucitar de entre los muertos para convertirse en semejante panfleto. Con lo que fue en su día…

  3. El hombre que tenga el desacierto de firmar un contrato o un negocio del tipo matrimonial,tendrá que responder toda su vida por ese contrato,si tuviese otra vida tendría que seguir pagando por ese error.Las mujeres son como las garrapatas pero con la diferencia sustancial que no las puedes arrancar de tu piel.

  4. Cuando conoces a una mujer lo primero que te pregunta es:»Que haces? A que te dedicas? llevan el slutismo en la frente y en su forma de vida.Cuando todo se acaba le sacan las tripas a los hombres,los que tienen suerte de tener una madre vuelven con ellas.Para conocer la verdadera la naturaleza de las mujeres hay que preguntarle a esas madres y hermanas de esos despojados de su patrimonio y de su dignidad.

  5. Natalio indigente intelectual aprende periodismo de este otro 🙂
    Son las seis de la tarde y se hace el silencio en el hostal rural que la pareja regentó durante tres años en un paraje montañoso de Carloforte. Aquí empezó todo. Un pequeño pueblo de la isla sarda de San Pietro, un idílico pero alejado entorno natural que pudo agudizar la sensación de Rivas de encontrarse atrapada cuando las cosas se torcieron. Es el lugar, subraya Arcuri -un tipo sosegado pero de ideas firmes- donde la ley dice que deben vivir los pequeños y en el que deberá desarrollarse una futura custodia compartida.

    Daniel, el menor de los dos, corre por la casa con un guitarra y un teclado. Su hermano mayor juega en esos momentos en casa de unos vecinos que se han volcado en echar una mano en una complicada situación. Y puede que una parte del viaje haya terminado. Pero fuera de la casa empiezan a apostarse cámaras de televisión para robar las primeras imágenes de su regreso. Arcuri solo acepta esta entrevista con EL PAÍS para explicar su versión de una historia que tantas otras veces se hubiera resuelto de forma rutinaria en los tribunales, pero en la que, esta vez, llegó incluso a opinar todo un presidente del Gobierno.

    P. ¿Cómo están los niños?

    R. Bien. Al principio fue complicado, pero necesitan tiempo. Para ellos ha sido también muy duro. Después de dos horas ya me decían que me querían. No me han visto en un año y tres meses, y seguro que me echaban de menos. Pero también debían estar enfadados por no verme.
     Ella asegura que usted es un maltratador. Hay una denuncia en la Guardia Civil en la que le imputa graves agresiones.

    R. Todo es inventado.

    Yo nunca la agredí, es todo inventado. Supongo que la última denuncia era para justificar la sustracción de los hijos

    P. ¿Nunca la agredió?

    R. No. En absoluto. Son cosas inventadas. Puedo imaginar los motivos… La gente de su entorno le debió decir que era la única manera de justificar la sustracción de los hijos. En la denuncia incluye el nombre de un vecino como testigo que lo ha desmentido. Si la hubiese maltratado tenía que denunciarme aquí, no dos meses después de llegar a España.

    P. Usted dice que aceptó la condena de 2009 para poder ver a su hijo, pero que nunca la golpeó. ¿Ahora se arrepiente?

    La puerta de la custodia compartida está abierta, pero tiene que ser aquí”

    R. Tengo que decir que no, porque gracias a eso tuvimos a mi otro hijo [en ese momento coge en brazos al pequeño]. Pero jurídicamente fue una metedura de pata. ¿Quién sabía que ocho años después pasaría esto? Mi abogado no lo entendió, la estrategia era la contraria. El día que entré en el juzgado se me ocurrió porque me dijeron que podría ver al niño de inmediato, quitar tensión.
    P. ¿Por qué llegaron a la situación de la discusión que le costó la condena?

    R. El problema era su estilo de vida, yo siempre estaba solo con el niño. Si no hubiéramos tenido el hijo me hubiera ido. Pero luego ella parecía que había cambiado, me decía que valoraba otras cosas. Y bueno…

    P. Usted tiene de momento la custodia de los hijos. Pero tendrá que someterse al control de los servicios sociales.

    R. La puerta está abierta, pero ella no está aquí. El 31 de octubre tenemos que ver el aspecto económico, cuánto dinero tiene que darme ella a mí. Pero yo estoy preparado para ofrecer la custodia compartida, que es lo justo.

    P. ¿No contempla volver a España para que estén ahí?

    R. Los niños han vuelto al lugar donde viven, y la custodia compartida tiene que ser aquí. Además, con todo lo que pasó en Granada, ¿cree que puedo volver ahí? Yo no quiero quitarle a Juana a sus hijos ni que vaya a la cárcel, aunque algunos en su entorno se lo merecerían. Esa gente que busca visibilidad, al final ¿cree que la han ayudado? Se tendrán que enfrentar a su conciencia para siempre. No les ha importado estropear mi vida y la vida de los niños. Yo sigo enviando un mensaje de paz, pero no está en mi mano.

  6. Y dale con padre maltratador. Me gustaria que te denunciara por difamacion este hombre, a ti y a este diario, que seguis con pataleta cronica ante los resultados no esperados.

  7. Lamentable, triste y bochornoso,
    como han tratado el padre tachandolo de mostruo. Despues de haber sufrido lo que ha sufrido. Vamos lo tipico, que ya me conozco la historia hombres maltratados psiclogicamente por mujeres sin piedad alguna.
    Espero que la justicia le pase por encima, que ya está bien. Menuda panda de brujas.

    • Otro que ha estado chupando del bote VioGen. Por cierto, tras su trabajo con responsabilidades nacionales en este ámbito, por indicación de Zapatero, cabe concluir que la violencia no ha disminuido, mientras que el uso torticero de la ley sí que ha aumentado.

  8. Y añade que tal condena «aparta al padre del entorno familiar y de la comunicación con la madre, lo que va a imposibilitar el ejercicio compartido de la función parental adecuado al interés de sus dos hijos». «En consecuencia y pese al informe psicosocial procede atribuir la guarda y custodia sobre los hijos menores a la madre», apostilla.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre