Partiendo de la premisa que está feo generalizar, no diré que la revolución de los “fachalecos” solo está compuesta de incultos, ya que por desgracia los que mueven los hilos son bastante listos, nostálgicos, pero listos.

Han estudiado bien cada paso antes de darlo, se han acercado a sindicatos aun teniendo en sus bases específicamente escrito que están en contra de sindicatos, se han acercado a colectivos de los que desconocen su naturaleza, su reivindicación y su día a día, pero han estudiado y se han aprendido muy bien una serie de consignas que solo tienen que repetir día a día cual loro sentado en la primera fila de una clase de Goebbles.

En realidad, las causas les importan un pimiento, yo soy un claro ejemplo de ello, de levantar un teatro entero aplaudiéndome a ser acusado de “rojo”, para ellos soy una anomalía del sistema, un militar que no es facha no parece ser bien visto en Núñez de Balboa.

Cansado de oír la retahíla de que teníamos que cerrar las fronteras, ahora me encuentro que hay que abrirlas, pero no abrirlas por debajo a los inmigrantes, solo abrirlas por arriba a los alemanes con pasta fresca que gastar en nuestros hoteles y terrazas.

Cansado de oír la retahíla de que el 8 de marzo fue el causante de la propagación del virus, ahora me encuentro el silencio cuando se empieza a escuchar, pero muy bajito, que puede darse el caso de que hayamos sido los militares quien hemos traído el virus a España, recordemos que en octubre del pasado año una expedición de militares participaba en Wuhan en los Juegos Militares Mundiales, las Olimpiadas castrenses, para que ustedes lo entiendan.

Cansado de oír la retahíla de que se les prohíbe manifestarse, pero silencio cuando se les dice que en ningún momento el Estado de Alarma prohíbe manifestarse, los “constitucionalistas” lo que no dicen es que se están pasando el articulo 21 de la constitución española por el arco del triunfo, articulo que dice bien clarito en su punto 2  que en los casos de reuniones en lugares de tránsito público y manifestaciones se dará comunicación previa a la autoridad, que solo podrá prohibirlas cuando existan razones fundadas de alteración del orden público, con peligro para personas o bienes.

No voy a entrar en el juego político de niños de primaria que tienen en el Congreso de los Diputados representantes sin estudios o con estudios comprados, dicho sea, que yo solo dispongo de un Título de Formación Profesional de auxiliar en Electricidad-Electrónica, pero en los últimos 30 años me he ocupado de leer, aprender y estar al servicio de todos los ciudadanos y no de chupar del frasco de carrasco sin dar palo al agua. Y leyendo e informándote te encuentras con el artículo 8 de la Ley Orgánica 9/1983, de 15 de julio, reguladora del derecho de reunión, que dice y cito textualmente “La celebración de reuniones en lugares de tránsito público y de manifestaciones deberán ser comunicadas por escrito a la autoridad gubernativa correspondiente por los organizadores o promotores de aquéllas, con una antelación de diez días naturales, como mínimo y treinta como máximo. Si se tratare de personas jurídicas la comunicación deberá hacerse por su representante. Cuando existan causas extraordinarias y graves que justifiquen la urgencia de convocatoria y celebración de reuniones en lugares de tránsito público o manifestaciones, la comunicación, a que hace referencia el párrafo anterior, podrá hacerse con una antelación mínima de veinticuatro horas.”

Desconozco si realmente se han cumplido estos requisitos, aunque todo me hace sospechar viendo videos en redes sociales que no ha sido así, y digo que me hace sospechar, viendo el nivel cultural de parte de estos “pacíficos manifestantes”.

Puede que no saber que necesitas levadura especifica para repostería haga que tus bollos no suban en el horno si usas harina de uso para panificadoras, háganme caso que se de que hablo, el confinamiento me ha hecho tirar varios bollos a la basura, pero, Ignorantia juris non excusat del latín, ‘la ignorancia no exime del cumplimiento de la ley’ es un principio de Derecho que indica que el desconocimiento o ignorancia de la ley no sirve de excusa. Es ahí donde entran a jugar las FFCCSE, y me reafirmo en la ignorancia de saber si tienen ordenes de arriba de no sancionar, se sienten respaldados por sindicatos que han declarado públicamente defenderles si se niegan a actuar o simplemente se sienten identificados por los “pacíficos manifestantes”, volviendo a insistir de nuevo en que para nada tengo la intención de generalizar, así que si algún miembro de las FFCCSE lee esto, que no se de por aludido si no ha estado de servicio durante la celebración de estas “pacificas manifestaciones” ilegales desde su comienzo hasta su fin.

La incultura de bandera y mascarilla es el caldo de cultivo de quien no quiere perder “su libertad”, la libertad de tributar en paraísos fiscales mientras grita a pecho descubierto Viva España, la libertad de tener “chachas” sin contrato durante jornadas interminables de trabajo, la libertad de ondear banderas en un Mercedes descapotable aun estando prohibidos los desplazamientos sin causa justificada en Estado de Alarma, la libertad de cantar el Cara al Sol y exhibir banderas anticonstitucionales por la calle estando prohibido por la Ley de la Memoria Histórica, la libertad de mediante pagos mensuales poder asistir a hospitales privados, pero en caso de pandemia recurrir a la Sanidad Publica que tanto odian, en resumidas cuentas, “su libertad”.

Hablan de leyes y de Constitución mientras se pasan las leyes y la Constitución por lo mas oscuro del forro de sus c…., porque en realidad solo quieren imponer sus leyes y lo que les interesa de la Constitución.

Sin más, me despido haciendo mías las palabras del maestro Julio Anguita, “están fuera de la legalidad, ¿y porque están fuera de la legalidad?, es muy sencillo, ¿Cuál es la legalidad en este país?, la Constitución, enseñársela, no la cumplen, todos los días la violan un poco, cuando en debates en televisión Julio Anguita hacía una propuesta de banca pública, de salario mínimo, de la renta básica le decían que eso era de la Unión Soviética, y el maestro dijo, NO, MERLUZOS, esa es la Constitución Española”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre