Baltasar Garzón fue condenado por un delito de prevaricación judicial por haber ordenado las escuchas de las entrevistas mantenidas por los letrados defensores con sus clientes implicados en el caso Gürtel, cuando solo estaban imputados los segundos. A juicio de la Sala, el magistrado de la Gürtel habría actuado de forma arbitraria al no disponer de dato alguno que pudiera indicar que los letrados estuvieran también implicados en la trama. El juez fue condenado a 11 años de inhabilitación por los delitos de prevaricación judicial y escuchas ilegales.

Ahora ha sido el titular del Juzgado de Instrucción 6 de Palma de Mallorca que está conociendo del caso Cursach, Miguel Jesús Florit Mullet, quien ha ordenado la incautación de los teléfonos móviles de una periodista de Europa Press y de otro del Diario de Mallorca, que ni tan siquiera eran investigados en la trama, solo para averiguar quienes eran las fuentes de una determinada información que se había “filtrado” sobre la investigación.

Por orden del juzgado, tres agentes y una secretaria judicial se presentaron en la redacción de Europa Press en Palma de Mallorca con la orden de registro, exigiendo a la periodista que cubría la información relacionada con el caso Cursach para que facilitase cualquier documentación sobre la macrocausa, incautándole el teléfono móvil, un ordenador y documentación en papel. Más tarde se presentaron en el Diario de Mallorca y requisaron el móvil del periodista Kiko Mestre, pero la dirección del periódico se negó a entregar a la Policía Nacional ningún material relacionado con la investigación.

Si el caso de las escuchas de la Gürtel ordenadas por Baltasar Garzón, el magistrado fue condenado a la friolera de 11 años de inhabilitación por los delitos de prevaricación y escuchas ilegales por interceptar información que sí que era objeto de la investigación de la trama, las consecuencias penales que puedan derivarse esta vez de las intervenciones ordenadas por el juez Florit, que ha ordenado las incautaciones de los teléfonos móviles de unos periodistas para investigar hechos que sin embargo nada tenían que ver con la trama investigada, pueden ser inimaginables.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here