Un universo donde las acciones de convivencia implementan en la sociedad el espíritu de la igualdad real como modelo fundamental en la búsqueda de una sociedad más justa, una sociedad basada en comportamientos inducidos por la conciencia social colectiva y la verdad. Por esta razón la Igualdad Real representa en sus fundamentos un camino a recorrer hacia un mundo mas justo y posible basado en la aceptación de dicha Igualdad como conciencia de convivencia desde comportamientos donde la coherencia de la verdad sean los valores intrínsecos de una filosofía existencial humanista en su diversidad en general.

La Idea intelectual y humanista de la igualdad real en la diversidad cuenta desde su principio con la vida existencial de los seres humanos en el uso de su libertad compartida con dignidad, sin duda se deberá resaltar y hacer posible ensamblar la magia de la ética, la verdad, la coherencia y la vida en el espacio del respeto, la sensibilidad, la pasión y la perseverancia en favor de los derechos de la igualdad real universal. Sin duda, ésta deberá estar envuelta por la conciencia social colectiva en favor de los derechos humanos. Una vida que, sin duda, resalte el objetivo sociológico de integración, principio y fin de otro mundo mejor posible con el objetivo de transformar la vida en comportamiento y ésta, por ende, en favor la de la igualdad entre los seres humanos en general. Doctrina e ideario útil para desarrollar las habilidades sociales y humanas de hombres y mujeres en sus diferentes diversidades dirigida su filosofía existencial a conseguir la empatía, el liderazgo, el trabajo en equipo, capacidad de comunicación, respeto, tolerancia, solidaridad,  sororidad   a través de las relaciones entre personas iguales con el fin de crear un AGORA donde cimentar la IGUALDAD REAL. En definitiva, un espacio natural de pensamiento donde se cimienten conductas y principios que tendrá como base el conocimiento de lo  que realmente significa la IGUALDAD REAL. Un mundo que aprenda a interactuar en la cotidianeidad sobre la base de la igualdad, el respeto, la justicia social; en definitiva, vivir la vida de los derechos humanos en los sueños de la realidad vivida para que su libertad siempre pueda cantar a su propia libertad con dignidad.

Este nuevo espacio de sabiduría, historia, esencia y pensamiento de la filosofía, la cultura, la vida y el pensamiento, de filosofía comparada, de la literatura comparada, de sociología comparada, de humanidad real y poesía de la esencia del saber y entender la vida venciendo a la muerte de la mediocridad, sobre todo, que podamos encontrar en ello el símbolo de la Igualdad Real: la paz, la fuerza, la esperanza, la sabiduría, la reconciliación y la victoria. Sin duda es hoy y es ayer en el espacio de los tiempos el lugar de la tolerancia, tal vez, sin saberlo, la esencia, el alma y la conciencia de la IGUALDAD REAL. La puesta en valor de la verdad de una conciencia social colectiva como base para construir una sociedad más justa, en paz, feliz y eterna en respeto, tolerancia, intensidad, belleza y sueño.

 Desde este pensamiento deberemos forzarnos en ofrecer un hábitat de espacio humano adecuado y necesario, configurando, desde el derecho de la igualdad real, un sueño con el objetivo social humanista de un desarrollo integral donde los valores de la igualdad confluyan con la sociología aplicada a un pensamiento feminista de igualdad real y derechos humanos  que sea capaz de conseguir un fin natural  utilizando  la razón sin miedo, el ORGULLO,  y las relaciones desde la inteligencia emocional.

En definitiva se trata de dar un paso adelante y definitivo hacia un compromiso de la sociedad con la sociedad, con el mundo y con el universo de la mujer igual al hombre y desde aquí a la condición humana del movimiento LGTBI, incluso, más aún, desde la  libertad, la  ética  y el respeto a la propia  libertad.

Un espacio de integración, diversidad y expresión de la condición humana. Una simbiosis perfecta que nos lleve al extremo de potenciar la sabiduría a la  propia condición existencial y el equilibrio como seres humanos que nos dirigirá hacia el mundo de la Igualdad Real.

Ester año el ORGULLO LGTBI es tan necesario como siempre, ni mas ni menos. El Covid19 no se llevó la intransigencia ni la intolerancia, al contrario, la potenció, pero los años venideros son años de retos y reconfirmación con el único fin de arraigar los conceptos de igualdad real antes expuestos sin pedir nada a cambio que no sea la verdad y la coherencia desde la ética de las ideas y el pensamiento critico.

Ni la demagogia política, ni el desconocimiento, ni la ignorancia inducida y menos aun la la ambición podrá con estos derechos humanos y menos aun con la Igualdad Real.

¡¡¡El fin es conseguir la VERDAD y la COHERENCIA!!!

LA HISTORIA NACE CUANDO EL MUNDO SUEÑA

Soñemos desde el mundo a conseguir uno mejor posible desde la Igualdad Real (Manuel Domínguez Moreno)

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre