El director general de Participación Ciudadana y Procesos Electorales de la Generalitat de Catalunya, Ismael Peña-López, ve «casi nulo» el riesgo de que el próximo domingo, cuando se celebran las elecciones al Parlament, queden mesas electorales suspendidas, al no haberse podido constituir antes de las 10 horas.

Sin embargo, ha admitido que solo hasta el sábado 13 de febrero, se sabrá con exactitud «cuántas mesas peligran mucho o poco», porque se necesitan unas 82.000 personas para cubrir las mesas.

Además, ha calificado como «coherente» la decisión de la Junta Electoral de Barcelona de que aquellos miembros suplentes que el 14F hayan quedado libres, porque su mesa electoral ya se ha podido constituir, sean reasignados a otras mesas con dificultades, por la incomparecencia de los titulares designados por sorteo.

De esta manera, se pretende evitar que las vacantes que pueda haber sean cubiertas, como prevé la ley, con los primeros electores que acudan al colegio electoral a partir de las 9 de la mañana, ya que la primera franja horaria del 14F está reservada para que voten las personas mayores.

Peña-López ha explicado que en la mayoría de los casos los huecos que falten por cubrir se podrán solventar de forma «muy fácil», desplazando a personal ya convocado para el dispositivo electoral de una mesa a otra, pero en zonas rurales ha asegurado que puede que algunas personas tengan que desplazarse de un municipio u otro.

Este alto cargo del Govern ha asegurado que si se trata de casos muy puntuales la policía local o los Mossos podrán encargarse de desplazar a una persona, pero que si el sábado 13 de febrero afloran muchos huecos por cubrir en las mesas, «tendremos que inventarnos una manera de mover a estas personas muy rápido«, porque las mesas deben estar constituidas antes de las 10 horas para que no sean suspendidas.

No obstante, Peña-López cree que «la previsión de que a las 10 horas, que es la hora que se suspenden automáticamente las mesas que no hayan sido constituidas, es casi nula».

Y es que, si a partir de las nueve no puede constituirse a una mesa por falta de titulares y suplentes, las Juntas Electorales de Zona tienen la potestad de nombrar a la fuerza a otras personas, como a un suplente de otra mesa. En el caso de que la mesa no estuviera constituida a las diez horas, automáticamente quedaría suspendida, y entonces los votantes que dependen de esa mesa deberían votar 48 horas más tarde, es decir, el martes.

Test de Antígenos

Ismael Peña-López ha explicado que a partir del lunes se empezará a avisar a los miembros llamados a formar parte de las mesas electorales para que se hagan un test de antígenos a través de un envío de SMS masivos, porque se han cruzado datos del censo con la base de datos del departamento de Salut para localizar a estas personas, y se les dará hora concreta para ello en su centro de atención primaria de referencia.

Alegaciones de la ciudadanía

En paralelo, las juntas electorales intentan resolver rápidamente las más de 20.000 alegaciones recibidas por ciudadanos convocados a formar parte de mesas electorales. A este respecto, Peña-López ha explicado que la normativa sobre procesos electorales es muy restrictiva, pero que se está haciendo un esfuerzo para atender las razones dadas por los electores.

Asimismo, ha recordado que las juntas electorales son autónomas y que, aunque la de Barcelona ha optado por recurrir a los suplentes, las otras juntas provinciales podrían autorizar voluntarios para cubrir huecos, porque no están obligadas a seguir el mismo criterio que en Barcelona, y que también algunos ayuntamientos pueden tener movilizadas a personas por si hay problemas con el dispositivo electoral.

En todo caso, el responsable del Govern ha subrayado que el día de las elecciones habrá movilizadas unas 100.000 personas en toda Cataluña para que todo funcione correctamente.

Por otra parte, ha asegurado que el recuento se hará con todas las garantías sanitarias, con separación de dos metros entre personas, pero que el uso de guantes puede ralentizar un poco el proceso, y también ha dado por supuesto que será «imposible» evitar que se produzca algún «solapamiento» entre las franjas horarias recomendadas a cada colectivo.

En cuanto al voto por correo, ha asegurado que, por el volumen recibido hasta ahora, que ha supuesto un récord, ello supone que de media se introducirán ese día unas 60 o 70 papeletas procedentes de ese sistema en cada mesa electoral.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre