La juez Carmen Lamela ha decido dejar en libertad a Trapero, como ha hecho con a la intendente de los Mossos. La jueza le ha impuesto fuertes medidas cautelares: presentación cada 15 días en el juzgado más próximo a su domicilio, retirada del pasaporte y prohibición de salir de España.

Trapero, major de los Mossos d´Escuadra, supuestamente ayudo a proteger a los organizadores de la consulta, prohibida por la justicia y suspendida por el Constitucional.

La fiscalía pedía prisión sin fianza para el major Trapero por inacción en los hechos ocurridos en la jornada del referéndum “ilegal” por inacción de los Mossos d’Esquadra.

La fiscalía ve un presunto delito de sedición al entender que existe riesgo de reiteración delictiva. La intendente del cuerpo de los Mossos, ha quedado en libertad, aunque con la prohibición salir de España y la obligación de presentarse cada 15 días en el juzgado. La suerte del major de los Mossos d´Esquadra será decidida a partir de las seis de la tarde.

Para la fiscalía la puesta en libertad de Trapero, manteniendo el mando de la policía autonómica, es un peligro de que siga dando órdenes a sus agentes contrarias a las órdenes judiciales de impedir la declaración de independencia de Catalunya y considera a Trapero el brazo ejecutor del plan estratégico ideado para llegar hasta la independencia.

Según la investigación de la Guardia Civil la investigación, hubo una orden generalizada a los agentes para no colaborar con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en evitar el referéndum del 1 de octubre.

Trapero ha declarado hoy en la Audiencia Nacional en calidad de investigado, junto a la intendente Teresa Laplana, y los presidentes de ANC y Òmnium, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart.

La Fiscalía también le acusa por la inacción de los Mossos en los incidentes del 20 de septiembre contra la Guardia Civil, para que procedía a la detención de diversos investigados y una serie de registros.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre