La Torre Foster. Foto: Torres Madrid.

El ex fiscal jefe de Madrid, José Javier Polo, ha archivado el caso de la venta de la Torre Foster de Madrid, una gigantesca operación inmobiliaria en la que aparecen Bankia, relevantes empresarios españoles, un magnate de Abu Dabi y hasta la anterior cúpula del Banco de España. Sin embargo, pese a lo complejo de la operación que normalmente suele llevar meses de ardua investigación, el fiscal jefe no ha visto indicios de delito y ha cerrado el asunto en un tiempo récord de apenas 20 días, según la documentación judicial a la que ha tenido acceso Diario16.

La historia se remonta a septiembre del año 2016, cuando Bankia vendió el edificio (una de las cuatro torres de Chamartín) a Khadem Al Qubaisi, ex presidente de Cepsa. La venta costó 397,9 millones de euros, e inmediatamente después el empresario de Abu Dabi la transfirió al industrial Amancio Ortega, propietario de Inditex, por unos 90 millones más, según informaciones del diario Vozpopuli,.

En agosto de 2016, es decir, semanas antes de la venta, las autoridades del país árabe detuvieron a Khadem Al Qubaisi, tal como publicó el diario The Wall Street Journal, tras detectarse un fraude multimillonario en un fondo soberano de Malasia. No quedó ahí la sombra de sospecha respecto al magnate árabe, ya que un año antes el Financial Times informó de que Al Qubaisi había utilizado una empresa privada de su propiedad, con sede en Luxemburgo, en la operación de traslado de la sede de Cepsa a la Torre Foster de Bankia. Los negocios del millonario árabe han llegado hasta el Real Madrid de Florentino Pérez, que firmó con él un acuerdo para la remodelación del Estadio Santiago Bernabéu.

La operación de venta de la Torre Foster le pareció irregular a la Confederación Intersindical de Crédito (CIC), que interpuso una denuncia por la presunta comisión de un delito de prevaricación contra el ex gobernador del Banco de España, Luis María Linde de Castro; el ex subgobernador, Javier Alonso Ruiz; los consejeros Vicente Salas y Fernando Eguidazu; el secretario general, Francisco Javier Priego; y el ex director general de Supervisión, Mariano Herrera, por supuestamente informar a Bankia de las averiguaciones que se estaban llevando a cabo sobre la venta de la Torre Foster (Cepsa). Los denunciantes aseguran que se incumplió la normativa de blanqueo de capitales en aquella operación. La CIC es una asociación que aglutina a más de 13 organizaciones sindicales del sector financiero.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre