La gran Feria del Arte de Arco, que estos días se celebra en Ifema en Madrid, no deja de provocar ni sorprender en cada una de sus ediciones. En esta ocasión a figura del dictador Franco se convierte en un recurrente que sorprende a propios y extraños.

Una de las citas más importantes en la agenda del mundo del arte ha llegado. Desde el 26 de febrero y hasta el 1 de marzo, la atención de coleccionistas, galerías y artistas se desvía a Ifema.

Caché

La 39 edición de Arco gana caché y atrae a profesionales del arte de todo el mundo en un evento con diversas actividades artísticas. Franco ha sido uno de los protagonistas de las primeras horas de ARCO, que reunía constantemente a corrillos de curiosos.

Más de 200 galerías procedentes de 30 países están presentes hasta el domingo en ARCO. Las galerías españolas registran un ligero incremento en cuanto a representación y ya alcanzan el 33% del total, un dato que se traduce en unos 70 stands nacionales. La procedencia internacional es doblemente superior con un 67%, y Latinoamérica acapara el 22%. Las galerías argentinas y brasileñas son un clásico en ARCO. Por otra parte, esta edición pretende dar visibilidad a nuevas galerías que, bien por su pequeño tamaño o escasa trayectoria no gozan del mismo reconocimiento.

Artículo anteriorCargazo
Artículo siguienteLos gobernantes de América restringieron el asilo y el derecho de manifestación en 2019
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here