El jueves, día 9 de mayo estaba viendo una película en televisión, vino el tiempo de la publicidad e hice un zapping para ver qué había en otros canales y puse TV5 en el que ponían una prueba de líder, en un programa llamado SUPERVIVIENTES, que consistía en que tres equipos tenían que contestar a unas preguntas de «cultura general» y superar unos obstáculos para ver quién llegaba primero y en una pizarra, en una especie de mochila, llevaban la respuesta anotada; hasta aquí nada que objetar; la sorpresa y mi asombro personal se produjo al leer las respuestas; no pude salir de mi asombro y perplejidad al comprobar y ver y escuchar cómo los concursantes no acertaban las preguntas, de un nivel si llega de 10 años (recordemos el Ingreso de Bachillerato en el que había que contestar a todas las preguntas de los 5 miembros del Tribunal de sesudos catedráticos que peinaban canas y hacer un dictado sin cometer faltas de ortografía) hasta el punto de no saber los cinco continentes, en este sentido, algunas respuestas eran chusqueras: «continental’, » oceánico» , por no saber no sabían que existía un continente que se llama EUROPA. Demencial, por no calificarlo con una palabra más dura.

La pregunta era «dificilísima» comparada con otras de nivel más bajo, y eso que los concursantes eran talludos y talludas. Vamos, un suspenso general. Y eso que no era hacer integrales o derivadas, ni declinar el » Rosa, rosae».

Qué les pasa a los jóvenes y no tan jóvenes concursantes que les » falta cultura general»? Pues sencillamente que se presentan a algunos concursos para ganarse unos miles de euros y a hacer edredoning si se tercia. Eso sí el vocabulario es sinceramente «académico» repleto de tacos y otras lindeces hasta en horario infantil.

Estos tipos de «reality show» están creando unos «famosillos» que a través de ellos están generando por imitación otros personajes que creen que todo el «monte es orégano» e intentan «entrar» en ese mundillo para sacar unos miles de euros abandonando su formación. Afortunadamente existen muchos jóvenes y adultos que su comportamiento es ejemplar y no necesitan entrar en estos programas y tienen una cultura general magnífica.

En este sentido, en mi opinión, tiene que ver el cambio de mentalidad de las sociedades y la proliferación de Leyes de Educación en este país.

No voy a hacer un estudio de las Leyes de Educación, sino tan sólo hacer un recuerdo de algunas de ellas.

No nos vamos a referir las escuelas o colegios catedralicios de la Edad Media dirigidos por la Iglesia sino citar algunas a partir de la Ley Moyano de 1875 y otras Leyes que han mejorado unas la cultura y otras la han degenerado; de este modo recordar las leyes educativas de la II REPÚBLICA que favorecieron a la sociedad creando miles de escuelas (27.000) de coeducación en las que la cultura era igual para niñas y niños y elevaron el nivel cultural de niños y jóvenes, por poner un ejemplo. Muy importante fueron las «Misiones pedagógicas»: para extender la cultura general en aldeas, villas pueblos etc.

La Educación republicana era laica, gratuita y social y de dividía en Primaria, Secundaria y Superior.

Pero el Golpe de Estado militar de Franco y la consiguiente Guerra Civil terminaron con todos los proyectos de incrementar la educación y cultura de los niños, jóvenes y adultos de la España republicana y de sus ciudadanos.

El Régimen franquista, la Dictadura militar, provocaron hasta 1970 un descenso cultural y educativo en niños, jóvenes y adultos; se terminó con la coeducación, volviendo a estar separados en distintas aulas las niñas de los niños. En 1945 se creó la Ley sobre Educación Primaria marcada por el pensamiento Nacional católico   y el pensamiento fascista y joseantoniano.

La Ley Orgánica de Educación de 1953 creó un Bachillerato de 6 años, dividido en Bachillerato Elemental de 4 años con un Reválida al aprobar cuarto curso y un Bachillerato Superior de dos años, 5° y Sexto de letras y ciencias y la Reválida después de aprobar Sexto. Las reválidas fueron duras y muchos alumnos se quedaron en el camino. Remataba con un curso anterior a la Universidad denominado PREUNIVERSITARIO.

Los alumnos que no pasaban las reválidas o se iban a trabajar o a las Escuelas de Maestría Industrial. Los alumnos con pocos recursos que no podían hacer el Bachillerato hacían un Bachillerato Laboral de 5 años de los que salían como técnicos laborales.

Citar la Ley de 1970 o Ley Villar Palasí, que cambiaba el Sistema Educativo y dividía la enseñanza en Educación maternal que se impartía en centros privados y guarderías y era voluntaria, la Educación preescolar voluntaria y se impartía en centros privados.

La EGB(Educación General Básica) de 8 años que una vez aprobada habilitaba para hacer el Bachillerato Unificado y Polivalente (BUP) o Formación Profesional o abandonar la enseñanza si no obtenían el Graduado Escolar. Desaparecieron las «famosas reválidas».

A partir de la muerte del Dictador y el comienzo de la Democracia destacan las leyes: LOECE de 1980, la LODE de 1985 y la LOGSE de 1990 que cambia el Sistema Educativo retrógrado del franquismo, democratizando la Enseñanza Primaria, Secundaria Obligatoria y la Enseñanza del Bachillerato. Además para ir a la Universidad había que aprobar el Curso de Orientación Universitaria (COU).

Con los cambios de Gobierno se promulgan tres leyes de educación: la LOCE de 2002 que no llegó a aplicarse por el cambio de Gobierno de 2004, la LOE de 2006, y la LOMCE de 2013, que se encuentra en vigor y que el nuevo Gobierno del PSOE se comprometió a derogar por ser una ley retrógrada en la que, entre otras cosas, vuelve a poner en vigor reválidas: dos, una en tercero de primaria, otra en sexto de primaria; más dos en secundaria, en cuarto y sexto

Los alumnos se están enfrentando a los exámenes desde los 7 años y a una serie de estándares, que no entienden y a métodos poco pedagógicos que les aburren.

Sea como fuere, la falta de Cultura General, como hemos visto es una realidad, que debería atajarse desde los poderes públicos con una Enseñanza más lúdica en niveles primarios, más intelectual en Secundaria y Bachillerato, y científica, tanto en Letras como en Ciencias, tanto en los Bachilleratos como en la Universidad, para crear una óptima cultura general y una juventud educada y culta.

Compartir
Artículo anteriorIdentidad multidimensional y política lineal
Artículo siguienteEl debate en Castilla y León demuestra el modelo acabado del PP
Licenciado en Geografía e Historia (Sección Geografía) por la Universidad de Zaragoza. Agregado y Catedrático de Bachillerato. Desde 1982 imparte docencia como Profesor Tutor de Geografía en la Licenciatura y Grado de Historia, y en la Diplomatura de Turismo en el Centro Regional de Cartagena. Profesor Tutor telemático de Geografía en las mismas carreras. Sus líneas de investigación son Climatología, Medio Ambiente y Tercer Mundo. Entre sus libros figuran: "La estadística y las Representaciones gráficas aplicadas a la Geografía", "La Comarca del Campo de Cartagena. Dependencia climática y Biodiversidad. Retos y Realidades", "El Planeta tierra en peligro (Calentamiento Global, Cambio Climático, Soluciones)". Colaborador de revistas científicas de Geografía en Universidades españolas y en el Instituto Geográfico Vasco, en las que constan algunos artículos como: “La región geográfica”; “Las temperaturas del Campo de Cartagena 1940-1980”; “Aspectos de la Degradación del Medio Ambiente: su influencia en el clima”; “Aproximación al estudio de las corrientes oceánicas y su influencia en el clima. El fenómeno de la corriente de El Niño”; “Aproximación al estudio del Subdesarrollo, Globalización, pobreza y hambre en el mundo”; “Consideraciones en torno al impacto medioambiental de las Fuentes de Energía”; “El arte de conocer el tiempo”; “Precipitación, aridez, sequía y desertificación de la Comarca del Campo de Cartagena”. Ponente y coordinador de varios cursos organizados por el Centro Regional de la UNED de Cartagena. Ponente en el II Congreso sobre Etnoarqueología del Agua en el Campo de Cartagena con el artículo “Precipitaciones, sequía y agua del trasvase en el Campo de Cartagena”. Perteneció como miembro electo al Claustro del Centro Regional de la UNED en Cartagena. Dedicado a la docencia y a la investigación geográfica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − diecisiete =