Tal y como ha confirmado a Diario16 el abogado del expresident Jaume Alonso Cuevillas, la orden de detención emitida contra Carles Puigdemont contiene indicios que podrían hacer la extradición improcedente. Según el auto publicado en alemán por el juzgado del distrito de Neumünster, Puigdemont continuará en custodia policial hasta que se llegue a un acuerdo sobre su entrega con las autoridades españolas.

No ha llegado por tanto a una decisión final la juez que interrogó a Puigdemont, tras su detención el pasado domingo en la frontera Alemana. Asegura además en su escrito que la decisión de retener a Puigdemont es algo temporal, y que únicamente se ha llevado a cabo para verificar que la persona detenida y la  persona que consta en la solicitud de extradición de España son las mismas.

Y arroja dudas sobre la orden de detención emitida por el juez Llarena: “No cabe duda de que el contenido de la orden de detención europea proporciona pruebas de que la extradición de la persona perseguida podría juzgarse inadmisible sobre la base de un examen exhaustivo, teniendo en cuenta las cuestiones jurídicas involucradas”.

El principal problema al que se enfrenta ahora la justicia española es que para el juez alemán en su auto “no es evidente el delito que se le acusa [a Puigdemont] en el sentido de la jurisprudencia del Tribunal Constitucional Federal.

Sí que confirma en el escrito la juez alemana que se cumplen “las condiciones de riesgo de fuga”, motivo por el cual Puigdemont seguirá en custodia policial hasta que pueda tomar una resolución final. Según la juez

“la persona perseguida que reside actualmente en Bélgica, desde el principio solo estaba en tránsito por Alemania” y además es consciente de que el proceso de extradición es diferente en el país belga, por lo que hay “un incentivo considerable para regresar a Bélgica

La resolución de la juez alemana se puede leer a continuación completa en alemán.

 

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre