La “España vacía”, harta de no ser escuchada, ha decidido movilizarse y defender sus intereses en las urnas. La Plataforma Teruel Existe necesitaba 1.100 avales –el 1% de los censados en la provincia– y los ha conseguido. De esta manera, la organización defenderá a esa otra España de la que nadie habla. En los últimos años, provincias como Soria han visto cómo su población se reducía en más de un 23%, según las cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE), mientras que otras como Madrid crecían un 73% impulsadas por el poder económico de la capital, principal polo de atracción, y de las ciudades dormitorios que la rodean.

La progresiva decadencia de sectores como el agrícola y el ganadero, abandonados a su suerte por Madrid y Bruselas, ha agravado el problema y ha empujado a miles de españoles de las zonas rurales a emigrar a los grandes núcleos urbanos en busca de un futuro mejor en otro éxodo similar al registrado en los años sesenta. Los aranceles de Trump y el conflicto entre Boeing y Airbus no son los principales factores de la crisis endémica que vienen sufriendo las empresas productoras españolas de naranjas, lácteos, jamón, aceite o vinos, sino la desidia de unos gobiernos nacionales y europeos que no han prestado la debida atención a lo que era la mayor fuente de ingresos de nuestro país junto con el turismo: los sectores primarios agrícola y ganadero.

La dejación de nuestros políticos ha sido tal en este asunto que finalmente regiones enteras de España han quedado sumidas en el abandono y la despoblación. Las rígidas cuotas de Bruselas a la producción, la reducción de las ayudas oficiales y causas sociológicas y culturales −como la creencia errónea de que la ciudad es progreso y el campo atraso (en realidad es justo lo contrario)−, han contribuido también al vaciamiento de pueblos y comarcas. Precisamente la epidemia de grandes incendios forestales que padecemos cada año tiene mucho que ver con la despoblación, ya que el cuidado de los montes se ha abandonado de forma negligente, lo cual genera la tan temida biomasa, una bomba de relojería programada para arder cuando se dan las condiciones climáticas suficientes.

Cada año, este proceso de pérdida de población se deja notar en las áreas que se han venido en denominar por los expertos la “España vacía”. Ante esta situación, los promotores de la plataforma Teruel Existe han decidido dar un paso al frente y presentarse a los comicios del 10N. El objetivo de sus responsables es llegar a las instituciones para hacer cumplir desde dentro sus reivindicaciones tantas veces desoídas pese a las movilizaciones ciudadanas. Por ello entienden que si la población de la provincia cree necesario que ese espíritu reivindicativo se traslade ahora al Parlamento concurriendo a las elecciones generales, y ante “el hartazgo existente”, darán ese paso “como un espíritu ciudadano, no como un partido político” a través de una agrupación de electores, informa Efe.

Y es que, recuerdan en una nota de prensa, como coordinadora ciudadana Teruel Existe no tenía hasta hoy entidad jurídica propia, sino que lo que han simbolizado desde su aparición hace veinte años ha sido “el espíritu reivindicativo de los turolenses, sin vocación política alguna ni ideología, ni tampoco estructura organizativa”.

Hasta la fecha han funcionado mediante reuniones semanales abiertas, asambleas y convocatorias de movilizaciones a partir de las cuales se han realizado gestiones de todo tipo para trasladar a los responsables institucionales las demandas mediante informes “documentados y con argumentos suficientes para que den respuesta a esas peticiones”.

La coordinadora presentará una candidatura al Congreso de los Diputados y otra al Senado sin perder la dinámica de funcionamiento que ha existido hasta la fecha en Teruel Existe, “como es la movilización, el espíritu ciudadano abierto y la defensa de la provincia a través de la reivindicación de infraestructuras y de medidas para acabar con las desigualdades existentes con otros territorios”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre