La escultura que presentó la presidenta, Isabel Díaz Ayuso en la sede de la Comunidad de Madrid, la semana pasada en homenaje a las víctimas del Covid-19, no es una obra creada para tal efecto, si no que ya fue esculpida en 2017.

En la web del escultor que la donó, Víctor Ochoa, aparece la obra con fecha de 2020 y bajo el título: “Homenaje: A quienes arriesgan sus vidas por protegernos del Covid-19 y a quienes no fueron capaces de superarlo”.

En cambió en la publicación de Instagram de 25 de mayo de 2018, se leía en el pie de foto de la publicación “#ESCULTOR obra de la serie #MÁSTER bronce, resina y esmalte blanco. 2017”.

“Incapaz de mantener el equilibrio de mis sueños sobre una realidad amenazante y trascender a un tiempo con tradiciones de este oficio, decidí alterar esas herramientas primitivas y dejarme llevar”, escribe Víctor Ochoa en la fotografía de la obra.

Un discurso muy diferente al que se pudo oír durante la presentación de la obra en la sede del Gobierno madrileño, donde la definió “como un homenaje a tantas personas que se han convertido en la tripulación de nuestro barco durante este difícil y terrible naufragio y que han arriesgado su vida para protegernos sin abandonarlo”.

Memes en redes sociales

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre