Luz Belinda Rodríguez, en junio de 2019, con los primeros concejales de Vox en la capital almeriense.

La diputada de Vox por Almería en el Parlamento de Andalucía y portavoz adjunta de su formación, Luz Belinda Rodríguez (Almería, 1980), ha denunciado a sus compañeros de partido por acoso laboral y espionaje y ya ha comunicado al presidente del partido ultraderechista, Santiago Abascal, su decisión de abandonar la formación.

La diputada mantendrá su acta y pasará al Grupo de No adscritos de la Cámara autonómica

Rodríguez abandona Vox tras el presunto acoso laboral sufrido por parte de la dirección de su Grupo Parlamentario en la Cámara andaluza, contra los que interpuso el pasado noviembre una denuncia en una comisaría de Sevilla después de constatar que le habrían la correspondencia privada sin su consentimiento, según adelanta Diario de Almería.

El pasado martes 14 de enero, Rodríguez comunicó a Abascal su intención de abandonar el partido de forma inminente, después del supuesto acoso laboral sufrido por parte de sus propios compañeros de partido en la Cámara andaluza. La diputada almeriense asegura que sus compañeros han llegado a quitar su firma de algunas iniciativas parlamentarias para colocar la de otros compañeros. Rodríguez denuncia que hasta una quincena de sus iniciativas no han sido presentadas por el partido y lamenta que no exista una “metodología de trabajo” en su formación.

El portavoz de Vox en la Cámara andaluza, Alejandro Hernández, ha asegurado que esta diputada “estaba inmersa en un procedimiento en el Comité de Garantías”. Hernández asegura que Rodríguez “se va un minuto antes de que la echen” y cree que su pase al grupo parlamentario de No adscritos no supone “una gran pérdida”.

La diputada almeriense denuncia también el machismo imperante en el Grupo Parlamentario Vox y acusa a algunos de sus ya ex compañeros de ser “misóginos de primer grado”, según ha declarado a Eldiario.es. Pese a su condición de portavoz adjunta en la Cámara autonómica, Rodríguez asegura que la ha mantenido completamente al margen de la toma de decisiones.

Rodríguez llegó al Grupo Parlamentario Vox de la mano de Francisco Serrano, el que fuera líder indiscutible de la formación en Andalucía antes de caer también en desgracia dentro del partido a comienzos del pasado verano por sus declaraciones machistas sobre la sentencia de La Manada.

La diputada almeriense asegura que hasta último momento la dirección andaluza del partido ha intentado que ella retire la denuncia contra sus compañeros, algo que no ha hecho.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre