Foto Marta Robledo – UGT Madrid.

Las organizaciones que conforman la Cumbre Social en la Comunidad de Madrid reclaman “un voto progresista y de cambio” de cara los comicios del 26 de mayo. Tras más de 24 años de gobiernos del Partido Popular, es el momento para que en la Comunidad de Madrid se produzca una regeneración política, que traiga más inversiones, un nuevo Estatuto de Autonomía que blinde los servicios públicos y derechos fundamentales con cambios legislativos y presupuestarios.

Entre las medidas que se consideran necesarias están: Más inversión en educación, sanidad y servicios sociales, una política fiscal equitativa en Madrid, actuaciones concretas que erradiquen la brecha salarial y la violencia de género y una Ley de Garantía de Condiciones Mínimas Sociales.

La recuperación de pisos vacíos que se oriente a resolver la «emergencia social» y una Renta Mínima de Inserción al nivel de la que se aplica en el País Vasco para atender a personas en situación de pobreza.

Las organizaciones sociales, vecinales y sindicatos que firman parte de la Cumbre Social de Madrid, han hecho un llamamiento para acudir masivamente a votar progresista, para que se produzca el cambio el próximo 26 de mayo.

Las entidades que conforman la Cumbre Social de Madrid, entre ellas CCOO y UGT de Madrid, la Red Transnacional de Mujeres NetWorkWoman, la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), Red ONGD de Madrid, la Fapa Giner de los Ríos, la Federación de Defensa Sanidad Pública, la Federación de Mujeres de la Comunidad de Madrid, CEPAIN, o la Asociación de la Memoria Histórica, entre otras, han participado en una rueda de prensa donde se ha reclamado “aire limpio en el plano político” para la presidencia de la Comunidad Madrileña, y para dar “un impulso regenerador que acabe con los recortes y las políticas privatizadoras”. Es importante movilizar a los madrileños y madrileñas como se hizo el 28 de abril y acabar con “la estela de la corrupción que ha asolado Madrid”, durante estos años de Gobiernos del PP.

“Estar sin cobrar el impuestos de sucesiones o el de patrimonio, es dejar de ingresar más de 1.500 millones de euros en las arcas públicas regionales”

Desde las organizaciones que forman parte de la Cumbre Social de Madres, llaman a la participación de “cara a que el nuevo Ejecutivo regional que resulte tras los comicios, sea de carácter progresista”. Se quiere evitar un Gobierno del “trifachito” como en Andalucía para evitar “retroceso en materia de derechos sociales y políticos”, pero también para las mujeres.

El documento de la Cumbres Social de Madrid se resume en “actuar de manera urgente frente a la desigualdad social y el desequilibrio territorial”, y en la necesidad de “reformar el Estatuto de Autonomía, que ha cumplido su 35º aniversario”.

Luis Miguel López Reíllo, secretario general de UGT de Madrid ha reivindicado un nuevo modelo productivo para la Comunidad de Madrid, y que se sitúe el empleo “en el centro de las políticas sociales madrileñas”. También ha insistido en que no se pueden aceptar los recortes de impuestos que proponen los partidos de derechas. “Tenemos más de 200.000 niños en estado de pobreza, uno de cada cuatro personas están en estado de exclusión social. No parece muy lógico que estemos haciendo regalos fiscales como están proponiendo desde la derecha”, ha señalado el López Reíllo.

“Estar sin cobrar el impuestos de sucesiones o el de patrimonio, es dejar de ingresar más de 1.500 millones de euros en las arcas públicas regionales, qué podría ir a parar a los más de 200.000 parados que no tienen ningún tipo de prestación. Habría que recuperar esos impuestos, porque al final lo que se ha demostrado es que van a parar a poco más de 15.000 personas qué tienen bastante más dinero que la media”, ha denunciado el líder sindical de UGT Madrid.

Jaime Cedrún, secretario general de CCOO de Madrid, ha insistido en que la Comunidad de Madrid “tiene recursos suficientes para luchar contra la desigualdad y la pobreza, que afecta ya a 300.000 niños y niñas en la región. Para ello se propone una renta mínima similar a la que tienen comunidades como el País Vasco, y una reforma fiscal de manera que haya un sistema de impuestos justo y se acabe con los “regalos” fiscales a las rentas más altas.

En representación de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública, Araceli Ortiz, espera que el próximo Gobierno regional “saque la sanidad madrileña del pozo profundo” en el que se encuentra por culpa de las políticas de los gobiernos del PP. A continuación ha desgranado las propuestas de la Cumbre Social, que pasan entre otras por dotar al sistema sanitario del presupuesto y los recursos suficientes, por impulsar la Atención Primaria, por un plan de infraestructuras y equipamientos sanitarios, y por poner fin a la “derivas privatizadoras” del sistema.

Quique Villalobos, de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid, ha centrado su intervención en el problema de la vivienda, sobre todo en el centro de las ciudades, de donde se está desplazando a las personas hacia la periferia. En algunos distritos el alquiler ha subido hasta un 40% de media y en la región hay 40.000 personas demandantes de una vivienda pública, por lo que ha planteado la necesidad de recuperar las viviendas en desuso, así como de invertir en rehabilitar las viviendas que no reúnen las condiciones mínimas necesarias.

Por último, Elena Sigüenza, por parte del Movimiento feminista, ha expresado la aspiración de las organizaciones que integran la Cumbre Social a una sociedad más igualitaria, denunciando la “lacra” que representa la violencia machista y anunciando que no se va a consentir que se cuestione la existencia de este problema. Sigüenza reclama que los recursos deben llegar a las víctimas, y que se garanticen también los derechos de otros colectivos, como el de las personas LGBTI y el de las personas inmigrantes, en cuyo nombre Rosario Zanabria, ha sido la encargada de presentar el acto.

Cambiar las políticas

La Cumbre Social de Madrid espera que las próximas elecciones autonómicas traigan un cambio político a Madrid para poder en práctica las medidas que necesita la ciudadanía madrileña y por fin a las que nos han llevado a la situación actual. Así, Jaime Cedrún ha hecho un llamamiento a la clase trabajadora y a la ciudadanía madrileña en general para que lo tengan en cuenta el próximo 26 de mayo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × 4 =