El Ministerio de Sanidad notifica 7.586 nuevos casos de coronavirus a las puertas de la Semana Santa, la mayor cifra diaria de contagios de todo el mes de marzo. Así, el número total de contagios en nuestro país desde el inicio de la crisis sanitaria asciende a 3.255.324, según informa La Sexta. Los datos son malos y unidos al ritmo lento de vacunación que lleva España amenazan no solo con una cuarta ola de la pandemia sino con arruinar la campaña de verano, vital para salir de la recesión.

Algunos economistas como el profesor Gonzalo Bernardos han afirmado que si España hace las cosas bien y tenemos una buena campaña turística en verano, «este 2021 va a ser un año de recuperación, sin duda». «La crisis del coronavirus es diferente a otras que hemos vivido porque tiene su origen en un tema sanitario, por lo que en el momento en que el problema sanitario se acabe, la economía va a empezar a recuperar», pronostica. «Todo depende de cuándo se vaya el coronavirus y cuándo podamos volver a hacer una actividad normal», asegura. Por tanto, una de las claves principales está en el turismo, pero la cuarta ola por culpa de la relajación en algunas comunidades autónomas como Madrid que han desescalado demasiado rápido (abriendo los bares al visitante francés) puede dar al traste con las buenas expectativas económicas.

Además, España ha superado este viernes la barrera de los 75.000 fallecidos por la pandemia: las víctimas mortales se elevan a 75.010 tras sumar 590 fallecimientos más, aunque Sanidad matiza que Cataluña ha actualizado hoy sus cifras, aumentando el número de nuevos notificados. Así, del total de fallecidos solo 265 corresponden a la última semana.

El último informe sobre la situación epidemiológica asimismo refleja una incidencia acumulada que continúa en ascenso. Este indicador lleva ya varios días subiendo y se sitúa ahora en los 138,63 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días, cuando la víspera fue de 134,08. En concreto, la incidencia sube en 12 comunidades autónomas, se mantiene en cuatro y baja en otras tres regiones.

En cuanto a la presión asistencial, el número de hospitalizados por COVID-19 baja (este viernes son 7.679, frente a los 7.798 de la jornada previa), pero nueve autonomías han experimentado más ingresos que altas en la última jornada.

Las ocupación de las UCI, por su parte, baja muy ligeramente con respecto al jueves, situándose en el 18,4% (era 18,62% la víspera), pero hay cinco comunidades por encima del umbral considerado de ‘riesgo extremo’: Cataluña, Ceuta, Madrid, Melilla y La Rioja.

Sanidad ya advertía este lunes de que los datos apuntan a una tendencia ascendente y la titular del ramo, Carolina Darias, ha expresado en los últimos días su preocupación por la evolución de los datos, instando a guardar la máxima precaución en un momento «crítico» ante el inicio de la Semana Santa.

A pesar de ello, finalmente el Ministerio optaba esta semana por dejar en manos de las autonomías endurecer sus restricciones más allá de las ya acordadas en el Consejo Interterritorial para el periodo vacacional: cierre perimetral autonómico (que entró en vigor la pasada medianoche), toque de queda a las 23.00 horas como máximo y limitaciones a las reuniones.

Apúntate a nuestra newsletter

2 Comentarios

  1. Por mi que esta pandemia no se acabe nunca por que el día que desaparezca yo perderé mi empleo pues estoy de interino de conserje y los vecinos no se puede reunir para contratar a un nuevo conserje que tenga minusvalía y yo tengo asma crónica y no me dan mas que un 5% y con eso no puede postular me para el puesto así que por mi que esto no se acabe nunca

  2. Bueno,fiarlo todo a la vacunacion,con las vacunas actuales,no es muy de fiar,valga la redundancia.
    Ahi tenemos el ejemplo de Chile,el segundo pais del mundo en cifras de vacunacion y estos dias anda con confinamiento severo mas de la mitad de la poblacion,confinamiento hasta el punto de que este fin de semana no puede salir nadie a la calle ni a comprar lo basico.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre