El glaciar Okjökull en 1986 y en 2014 cuando desapareció. Foto NASA.

“Los glaciares se están derritiendo rápidamente, alterando la hidrología regional, elevando el nivel del mar y aumentando el riesgo de peligros naturales”. Esta fue la conclusión de un nuevo informe por la revista Nature publicado el pasado miércoles 28 de abril. En el estudio se han revelado los patrones acelerados, aunque contrastantes, de la pérdida de masa de los glaciares durante el principio del siglo XXI.

El informe muestra que desde el año 2000 hasta el 2019, los glaciares perdieron una masa de 267 gigatoneladas por año (margen de error de ±16), que es el equivalente al 21% (±3) del nivel del aumento del nivel del mar observado. Los datos son bastantes preocupantes porque señalan que este derretimiento y pérdida de masa de los glaciares se está acelerando. Por cada década, se ha identificado una aceleración de 48 gigatoneladas cada año que también explica entre el 6 y el 19% de la aceleración observada en la subida del nivel del mar. El informe muestra que existe una coincidencia entre “la variabilidad en la precipitación y la temperatura” con respecto a cómo ha ido disminuyendo la masa de los glaciares en muchas regiones del mundo.  

Hay que recordar que la pérdida de la masa de los glaciares no solo es preocupante por su contribución al aumento del nivel del mar, sino porque también va a agravar los graves problemas de agua potable que ya sufrimos en la actualidad, importante también “para evitar la inestabilidad sociopolítica inducida por la escasez de agua”. Asimismo, conocer qué está ocurriendo con los glaciares sirve para evaluar los daños que se están produciendo en el ecosistema y los peligros relacionados con la criósfera tal como asegura el informe.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre