COVAPA, la Confederación de Asociaciones de madres y padres de alumnos valencianos, y sus tres federaciones (FAPA Gabriel Miró de Alicante, Humanista Manuel Tarancón de Castellón y 9 d’octubre de Valencia) han exogido al Govern de Valencia que se cierren inmediatamente los centros escolares ante el aumento de los contagios por COVID-19, tanto entre el personal docente como entre el alumnado.

El lunes se notificaron desde la Generalitat valenciana 5.777 casos positivos entre alumnos y 1.206 entre profesores de los colegios públicos.

«No pueden seguir poniendo en riesgo a toda la comunidad educativa, no han puesto los medios adecuados para la prevención del COVID-19, han delegado funciones en los Ayuntamientos y la comunidad educativa y no han escuchado a ningún sector para llevar a cabo otras alternativas», señalan desde Covapa en un comunicado público.

Exigen que las instalaciones educativas sean cerradas, que los centros sean desinfectados y que se dote al personal de medios necesarios para poder hacer frente al virus. Reclaman la figura de los enfermeros escolares, que «ahora más que nunca» consideran imprescindible en los centros.

Se preguntan en su escrito «a qué se debe el empeño» del Consejero de Educación en mantener los centros abiertos. Y preguntan si esto puede deberse a que desde el Govern no han preparado el sistema de educación online. «Esperemos que empiecen a ser capaces de reflexionar y hacer autocrítica. No son culpables las familias o la sociedad en general. Son ustedes los responsables, ya que no han tomado buenas decisiones y así lo siguen haciendo».

Denuncian que la Consellería de Educación no se preocupa por la salud, «ya que no dota de lo necesario a los centros educativos; tampoco vela por la educación, ya que está discriminando a los alumnos de Secundaria, sin clases presenciales ni sistema online, y a su vez, a los alumnos confinados o a aquellos que no acuden a clase por miedo de las familias o por enfermedades de riesgo».

Los centros cada día están más vacíos, tanto por la falta de alumnos como de docentes. «En muchos casos no hay profesorado suficiente para llevar el día a día, burbujas que no existieron nunca».

Anuncian que, si desde el Govern no toman medidas en este sentido, serán las propias familias las que tomen las medidas y «buscar amparo en los tribunales». «Los derechos fundamentales son la salud y la educación y ustedes no están velando por ninguna de ellas», señalan.

Datos de infecciones en Valencia

En la semana del 18 al 22 de enero se han confinado 674 grupos de los 304 centros educativos públicos. Se han desconfinado a 239 grupos de 121 centros educativos.

De otras semanas, permanecen aún confinados 310 grupos de 177 centros educativos.

El total de grupos confinados a final de la semana pasada es de 984 grupos, de un total de 481 centros educativos. Supone que la cifra, desde la Navidad, se ha triplicado.

Respecto al profesorado, hay 1.206 docentes que han dado positivo. Suponen el 1,5% de los 78.434 del sistema educativo valenciano. Y por contactos con positivos, hay aislados un 1,4% de profesores.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre