Tuvo que salir en la tele para que alguien se pusiera a investigar qué es lo que está haciendo la iglesia evangélica en Madrid.

Gracias a un video de un periodista que grabó una sesión de «exorcismo» que le practicaban para «sacar de él la homosexualidad», el consejero de Políticas Sociales de la Comunidad de Madrid, Alberto Reyero, se ha visto obligado a abrir un procedimiento de oficio.

Estas «prácticas» están prohibidas por ley y podrían conllevar importantes sanciones, señalan desde el gobierno autonómico.

Desde Arcópoli, colectivo que defiende los derechos del colectivo LGTBI, Rubén López denuncia que estas «prácticas» se siguen practicando con total impunidad en Madrid, sin temer a la ley ni a las sanciones. Por eso, pide que España legisle para que las medidas sean más contundentes.

Desde que Rayero está al frente de la Consejería ya se ha sancionado a un «coach» que hacía «terapias» similares. «Vamos a seguir actuando de la misma manera», ha señalado el Consejero. «Podemos llegar a sanciones importantes y no vamos a tolerar un retroceso en nuestra sociedad».

 

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre