Foto: Ventura Ruiz

Varias decenas de miles de personas se han manifestado hoy en Barcelona para pedir que se termine con el proceso independentista y que acabe lo que ellos denominan la política de la exclusión. Además, han pedido la dimisión del president Torra y la convocatoria de unas nueva elecciones.

Desde ERC ya se indicó, con toda la lógica, que no se podía imponer la república catalana al 50%, porque sería estúpido. Así lo dijo Joan Tardà en el Congreso de los Diputados: «si hay algún independentista ingenuo o estúpido que cree que puede imponer la independencia sin tener en cuenta al 50% de los catalanes que no lo son, es evidente que está absolutamente equivocado”.

Los manifestantes han reclamado diálogo en el marco de la ley y han reprochado al actual Govern que excluya a todos los catalanes que no son independentistas. Uno de los asistentes a la manifestación ha indicado a Diario16 que «Solo se piensa en cómo relajar a los violentos e indepes y no de cómo se cuida también de los que nos sentimos que nuestra forma de ser españoles es siendo catalanes».

El manifiesto, leído por personas anónimas en español, catalán, francés e inglés, ha acusado al independentismo de derrochar recursos públicos en el ‘procés’ y de propagar el discurso de la división y la confrontación. El texto, además, ha reivindicado el final del proceso independentista y la defensa de la libertad y el pluralismo político.

Al acto han acudido Josep Borrell, José Luis Ábalos, Pablo Casado, Albert Rivera, Miquel Iceta, Inés Arrimadas, Cayetana Álvarez de Toledo e Ignacio Garriga.

Lo que sí ha dejado claro este acto es que Cataluña está dividida, que el pueblo catalán stá dividido. Ayer se manifestaron cientos de miles de catalanes pidiendo la amnistía para los políticos presos y hoy lo han hecho quienes defienden lo contrario. La división conlleva enfrentamiento, sobre todo cuando las dos partes representan cada una a la mitad de la ciudadanía. El problema político se ha convertido en un problema social y esto sólo se resuelve con un diálogo limpio y sin querer que haya vencedores ni vencidos, sólo demócratas que logran un consenso.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. Cabe decir que muchos de los manifestantes venían desde fuera de Cataluña (Madrid, Zaragoza…) mediante autocares financiados directamente por partidos políticos u organizaciones afines a estos.
    En fin, la campaña electoral para captar el voto «patriótico» (que no el crítico) ya está aquí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × 3 =