La Casa Real salva a la Reina Sofía del exilio al que somete a Juan Carlos I, según confirman fuentes de toda solvencia a Diario16. Así, aunque en la práctica la madre de Felipe VI prácticamente no vive en Zarzuela, su hijo no ha querido someterla a esta vergüenza pública por unos hechos llevados a cabo por su padre y del que la Reina Emérita no ha formado parte.

De hecho, la Reina Madre seguirá al frente de la Fundación de Alzheimer que lleva su nombre y mantiene su agenda para la Cumbre que se celebra en Salamanca el próximo año y que estaba prevista para septiembre, pero que tuvo que posponerse por la pandemia.

Las vidas personales de los Reyes Eméritos llevaban distanciadas durante décadas. Un secreto a voces por las incontables infidelidades de Juan Carlos I, que nunca quiso esconder ni disimular.

Una orden

Esas mismas fuentes aclaran también que la decisión de dejar España no ha sido del Rey Emérito, sino una orden consensuada entre Moncloa y la Casa Real en la que el propio Felipe VI ha tenido una intenso y difícil papel.

La propia ministra de Igualdad, Irene Montero, reconocía esta mañana a la SER que Moncloa había mantenido a Unidas Podemos al margen de estas negociaciones.

Las presuntas mordidas del Emérito por el AVE a la Meca y la pieza del caso Corinna han puesto a Juan Carlos I en una imposible situación donde aún todavía no está claro si podrá librarse de dar explicaciones ante la Justicia.

Cada día que pasaba sin que las altas instituciones del Estado movieran ficha, se alejaban más las opciones de Felipe I con respecto al futuro de la Monarquía española. Situación incomprensible en una persona sujeta a una investigación sin la intervención  de los órganos judiciales.

Desde Unidas Podemos ya se ha dejado claro que, ante esta opción para salvaguardar la Monarquía, La igualdad de la ley queda en entredicho. “A otros ciudadanos se le apreciaría riesgo de fuga”, afirman desde la coalición a Diario16.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorEl rey Juan Carlos toma como ejemplo la estrategia judicial de la familia Botín
Artículo siguienteLa obscena ceguera
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

3 Comentarios

  1. Pobre Sofia,ella no sabia nada de los negocios sucios de su marido,solo sabia de cuernos,tampoco sabia nada del choriceo de su hija Cristina de la mano de su yerno Urdangarin,pobre Sofia,ella solo sabia y sabe de las reuniones del club Bilderberg que es un club de pobres y para pobres.

  2. Pero la Reina emérita debiera mover ficha, no?
    Cómo es que no se divorcia? Qué intereses le van en evitarlo?
    No lo entiendo de veras.
    Y bueno ella pasará a la historia como la consentidora de todo, no?
    Cuáles son las razones?

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre