La Caravana Abriendo Fronteras 2020, en su cuarto día de acciones, se manifiesta para exigir una regularización incondicional de todas las personas migrantes que habitan el Estado español y que se encuentran en situación irregular. “Exigimos que se retome cuanto antes el debate en el Congreso para poder avanzar en la regularización que necesitamos. Sin regularización somos muchas las que nos estamos quedando atrás”, expresa Dolores Jacinto, portavoz de la campaña #RegularizaciónYa en València.

La Proposición No de Ley, promovida por el movimiento RegularizaciónYa y la Coordinadora Obrim Fronteres, entró en el Congreso a mediados de junio y ha obtenido el apoyo de varias fuerzas políticas y más de 1500 colectivos presentes en todo el Estado español. “Nuestras vidas ya eran vulnerables antes, atravesadas por una ley de extranjería que criminaliza el derecho a migrar. La pandemia nos está dejando un panorama desolador”, añade la portavoz.

Mar Mediterráneo

La manifestación partió desde la Avenida de los Naranjos y transcurrió por el paseo marítimo de València, con el objetivo de visibilizar que el mar Mediterráneo es utilizado por los Estados como un espacio de no-derecho donde el racismo institucional provoca miles de muertes con total impunidad. “Este año Caravana no ha podido viajar pero no vamos a callar la voz. Continuaremos denunciando todas y cada una de las vulneraciones que sufren las personas migrantes“, Emilia Moreno de la Vieja, portavoz de la Caravana Abriendo Fronteras. “Papeles para todas o todas sin papeles”, “La ley de extranjería mata gente cada día” y “Obrim fronteres, passatge segur”, fueron algunas de las proclamas que se han podido escuchar durante el recorrido.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorDesmantelada una organización criminal internacional dedicada al tráfico de drogas liderada por un DJ afincado en Ibiza
Artículo siguienteEl amo
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre