Sabías que casi la mitad de los españoles entre 12 y 79 años, más de 18 millones, utilizan la bicicleta con alguna frecuencia. Y casi una cuarta parte lo hace semanalmente, siendo casi 3,5 millones más que en el año 2009. Sabías que la bicicleta lidera las ventas del sector deportivo en España con una facturación de 1.870 millones.

Sobre estas bases, hay que promover un cambio radical en las ciudades y en su movilidad actual. Y reorientarlas desde la primacía actual que tienen los coches, hacia unas ciudades más saludables y amigables, orientadas hacia los ciclistas y los peatones. Al mismo tiempo, que se potencia la industria ciclista en España.

El aumento de la contaminación y sus efectos perjudiciales para la salud, los interminables atascos y un mayor compromiso con el medio ambiente de cada vez más ciudadanos hace urgente, especialmente en las grandes zonas metropolitanas, reducir la utilización de los coches y avanzar hacia nuevos modelos de movilidad diaria alternativos al vehículo privado.

En este contexto, ya antes de la irrupción del COVID-19, pero más ahora, la bicicleta tiene que ganar protagonismo y consolidarse como un modo de movilidad que sea utilizado por cada vez más ciudadanos. Para conseguirlo, se necesita dar facilidades a los ciudadanos.

Pero, sobre todo, se precisa la implicación de las administraciones, el liderazgo de las empresas y una gran labor de comunicación que impulse el necesario cambio cultural hacia una mayor utilización de la bicicleta. Creo, que ya somos conscientes de los beneficios, tanto individuales como colectivos, que reporta su uso generalizado como modo de transporte: mejora de la movilidad, aumento de la calidad del aire y la sostenibilidad, más igualdad, beneficios económicos y turísticos, menor ruido y liberación de espacio público.

A todo lo anterior, hay que unir el factor clave que supone la mejora para la salud y la promoción de una vida más saludable. Está demostrado que la actividad física que se realiza en la movilidad ciclística, junto con andar, disminuyen los riesgos de enfermedades como la obesidad, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, algunos tipos de cáncer y la depresión. Al tiempo, que logra ciudadanos más felices, con menos estrés y sedentarismo, y más productivos.

En el año 2019, el Gobierno tras un trabajo colaborativo con entidades, estableció la Estrategia Estatal para la bicicleta para el periodo 2020-2025, con el propósito impulsar la bicicleta en todos sus ámbitos, e involucrar, tanto en su definición como en su ejecución, a un gran número de actores, tanto de las administraciones públicas como del sector empresarial y la sociedad civil

En esta estrategia se estableció ocuparse de cinco prioridades: conseguir un cambio modal a la bicicleta; promover la vida saludable a las personas; fomentar y proteger el ocio y el deporte en bicicleta; aprovechar el potencial del turismo en bicicleta; y coordinar la acción del Estado.

El marco de actuación está establecido, y es claro, pero hace falta acelerar en la ejecución de este para que sea una realidad, puesto que la utilización de la bicicleta contribuye de manera efectiva a la consecución de 11 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Hay que utilizar una parte de los fondos europeos para este menester. Ya sea con programas en las empresas para potenciar la bicicleta como medio de transporte habitual para acudir al puesto de trabajo.

Ya sea aumentando y mejorando los kilómetros de carriles bici en las ciudades.

Ya sea fomentando e impulsando, y más en estos momentos, una oferta de turismo en bicicleta por toda España con grandes rutas, que generarán riqueza y empleo en la denominada España vaciada durante todo el año.

Ya sea y esto es fundamentan, potenciando la iniciativa industrial y tecnológica en torno a la bicicleta. En este sentido, hay que pasar de una dependencia exterior que se visualizó claramente durante la pandemia, a constituir un sector industrial potente que sea referente mundial y genere más empleo.

Es posible. Y cuanto antes, mejor para todos.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre