martes, 28junio, 2022
19.4 C
Seville

La Argamasa hace el Imperio

Josep Jover
Abogado especializado en Derechos Humanos de Tercera Generación y gestor de conflictos. Es uno de los juristas más importantes en Derecho de la Unión europea donde ha llevado frente al TJUE novedosos casos
- Publicidad -

análisis

El Repaso del lunes 27 de junio

En El Repaso analizamos las principales portadas de los medios de comunicación, tanto nacionales como internacionales. En una hora, con El Repaso, tendrás una...

La Corte Penal Internacional corre serio riesgo de caer en la inoperancia por la pasividad de Estados Unidos

Estados Unidos debería reafirmar su apoyo a la justicia para las víctimas de graves crímenes internacionales en todo el mundo, señaló Human Rights Watch...

Pedro Sánchez tendrá que hacer público si tiene acciones en el Santander y otras empresas cotizadas

Lo mínimo que se espera de un presidente un gobierno democrático es la transparencia respecto a su patrimonio. Ahí se incluyen también los vehículos...

La izquierda alternativa andaluza después del 19J. Una lectura constructiva de los resultados

La izquierda alternativa andaluza debe separarse de los oportunistas y melodramáticos análisis que los partidos del sistema hacen de los resultados electorales. Tampoco debe...
- Publicidad -
- Publicidad-

El gran imperio de occidente, los romanos, fue el que utilizó el hormigón a gran escala; así se hicieron puentes, vías y acueductos, pero también el Coliseo, el mercado de Trajano y el Panteón de Agripa. Con esta argamasa «construyeron» su imperio. Parece ser que la fórmula la aprendieron de los nabateos.

Durante siglos el hormigón romano fue un secreto, pero ahora sabemos que lo conseguían al mezclar ceniza volcánica con cal –óxido de calcio- y agua del mar. Entre ladrillo y ladrillo, ponían la argamasa, un mortero al que después incorporaban roca volcánica.

Con eso superaron a las civilizaciones que tenían que tallar grandes bloques de piedra para hacer sus monumentos y por ello, jamás pudieron construir una Vía Augusta.

Finalmente, al secar la argamasa, los huecos de la cal eran ocupados por cristales de tobermorita, al tiempo que el agua marina se filtraba por los resquicios de la roca, reaccionando con los restos de las cenizas volcánicas y contribuyendo a la creación de más cristales. En definitiva, el hormigón romano resultante tenía una consistencia muy parecida a la de una roca. Con la ayuda del hormigón, Roma se convirtió en la Ciudad Eterna de la que aún disfrutamos.

Así, cada imperio ha tenido su ladrillo y su argamasa, su factor cohesionador; la emigración y la religión en el imperio español, y la reina y el té de las cinco en el inglés. El de nuestros amigos americanos, el ladrillo ha sido el ascensor social y la argamasa esa libertad ayusina, que aún cada día nos ponen delante de los ojos los medios de comunicación social, escondiendo los millones de pobres y desarrapados que viven en sus calles y la vulneración sistemática de los Derechos Humanos.

Pero, ¿y Europa? Porque la Unión Europea tiene vocación de imperio; lo hemos dicho por activa y por pasiva.

Después de la derrota de las pretensiones nacionales imperiales en dos guerras mundiales y una descolonización posterior, Europa se ha tenido que reinventar. Ha apostado para ser potencia mundial, no en una parte, sino en el conjunto de los europeos, yendo más allá de los estados nación.

En pocos años, se ha pasado de la devastación a ser, según palabras de Giancarlo Fini, “un gigante económico, un enano político y un gusano militar”. Lo estamos constatando ahora con la crisis de Ucrania.

Europa, se está construyendo con ladrillos que están hechos de Directivas y Reglamentos, y la argamasa que se utiliza son las sentencias de los tribunales europeos.

Sorprendentemente, es la primera vez que un imperio apuesta por el aburrimiento para consolidarse. Y los aburridos cargan con el sambenito de que nunca llevarán a cabo acciones gloriosas ni serán empujados a descubrir continentes, invadir países o a tirar la bomba atómica contra otros semejantes. Eso es lo que añoran las clases privilegiadas que viven de glorias pasadas y de líderes carismáticos.

La normativa europea, mercaderes y ciudadanos, todos ellos, la perciben como un avance; es decir, tenemos ladrillos sólidos, pero la argamasa que produce el Tribunal de Justicia de la Unión Europea parece es aún de mayor calidad, y el conjunto de ambos puede durar mil años.

Eso sí, siempre con una mala salud… de hormigón.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
Advertisement
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Defender la soberanía nacional, antes y después de la cumbre

Defender la soberanía nacional de España -luchar por la independencia nacional de nuestro país- es clave para defender los intereses fundamentales -en el presente...

¿Estamos orgullosos de la justicia española?

Esta pegunta me la he planteado muchas veces desde que murió el dictador, pensando que mejoraría a partir de entonces. Confieso que desde entonces...

Todo mal es maravilloso para alguien

Cualquier mal que existe o que pueda existir siempre hace feliz a alguien y, por lo tanto, eso precisamente va a garantizar que permanezca...

BBVA se une a ‘Abuelos Hackers’

BBVA y la asociación Adopta Un Abuelo colaboran en esta iniciativa con el fin de sumar esfuerzos para acercar la tecnología al día a...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Banco Popular: el Santander podría provocar un cerco más estrecho contra Emilio Saracho y la JUR

El cerco sobre la responsabilidad de Emilio Saracho y de la Junta Única de Resolución se podría estrechar aún más por un movimiento de...

Banco Popular: las coacciones, amenazas y engaños que no quiere investigar la Audiencia Nacional

a frase de Saracho «o se declara la inviabilidad o ateneos a las consecuencias» resonó en varias ocasiones en las paredes de la Audiencia

Banco Popular: el acta de la inviabilidad infringió el Código del Registro Mercantil, pero la Audiencia Nacional no lo investigará

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ratificó la decisión del juez Calama de no investigar determinados hechos sucedidos en la reunión...

Más de la mitad de los padres han decidido no poner la pauta completa a sus hijos de la vacuna contra el Covid-19 en...

Los menores que han recibido la pauta completa de la vacuna contra el COVID-19 no llega al 50%.  Desde el Comité Asesor de Vacunas han...

Jeffrey Sachs responsable de la comisión COVID-19 en The Lancet: «Estoy bastante convencido de que el virus salió de un laboratorio de EEUU»

Jeffrey Sachs es profesor de Economía en la Universidad de Columbiaa, en EEUU, de reconocido prestigio a nivel internacional. Es director del Centro para...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Defender la soberanía nacional, antes y después de la cumbre

Defender la soberanía nacional de España -luchar por la independencia nacional de nuestro país- es clave para defender los intereses fundamentales -en el presente...

¿Estamos orgullosos de la justicia española?

Esta pegunta me la he planteado muchas veces desde que murió el dictador, pensando que mejoraría a partir de entonces. Confieso que desde entonces...

Todo mal es maravilloso para alguien

Cualquier mal que existe o que pueda existir siempre hace feliz a alguien y, por lo tanto, eso precisamente va a garantizar que permanezca...

BBVA se une a ‘Abuelos Hackers’

BBVA y la asociación Adopta Un Abuelo colaboran en esta iniciativa con el fin de sumar esfuerzos para acercar la tecnología al día a...