Noelia Posse ha rectificado y ha cedido a las presiones que ha vivido estos últimos días, tanto de su partido, como de los ciudadanos de Móstoles. La Alcaldesa ha cesado a su hermana Laura Posse, del cargo de confianza y coordinadora de redes sociales en el Ayuntamiento mostoleño, con un sueldo de 52.000 euros al año. En la misma tarde de ayer fue el secretario general de su partido, José Manuel Franco quien exigió una rectificación a la regidora.

La alcaldesa ha redactado una nota en la que asume su responsabilidad, matizando que es una persona capaz profesional y que hubiese sido un activo incuestionable. Posse señala que “asume su responsabilidad en un acto de humildad y sinceridad y matiza que Laura es “una persona capaz profesional”. Sin embargo, “la primera edil mostoleña ha decidido cesar a su hermana cuando no se ha llegado a cumplir la semana desde su contratación”.

La alcaldesa ha cambiado de decisión en apenas unas horas. En la mañana de ayer, la edil ofrecía declaraciones a la prensa en las que aseguraba que “nadie le había pedido desde el PSOE que se replantease el nombramiento de Laura”, y aseguraba, tajantemente, que “no iba a dar marcha atrás”.

Noelia Posse reconoció en la cadena SER, que es posible que hay compañeros que no lo compartan, pero que hay otros que “sí lo ven correcto”, ya que el código ético y los estatutos del partido “no dice nada al respecto y por eso todos los alcaldes, ministros y consejeros pueden llevarlo a cabo”.

Mismo argumento que aplica en la explicación del ascenso de su tío –que hasta junio era funcionario del área de Cultura– como director técnico administrativo de Deportes, con un complemento salarial de 1.607 euros al mes.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × cuatro =