Acabo de leer en “El Confidencial” el último artículo del Sr. Juan Ramón Rayo donde, a colación de la crisis venezolana, “el amigo” aprovecha para cargar contra el Socialismo, una vez más. Juega el Sr. Rayo con las palabras, no porque a él le importe el pueblo venezolano, a diferencia mía, sino porque no “pierde bocado” cuando de lo que se trata es de erosionar al Psoe, ya que después de todo es eso para lo que le pagan.

El Sr. Rayo ha cogido una serie de estadísticas, que yo no discuto, para atacar sin piedad al gobierno de Venezuela, al que yo no defiendo. El problema es que “aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid” establece una serie de paralelismos infames que ahora nos toca combatir en este artículo.

Primero, el gobierno del Sr. Maduro no es Socialista, por mucho que se empeñe el Sr. Rayo con el único objetivo de hacer daño al gobierno español. Recordemos que hasta hace muy poco, el gobierno de Venezuela era “podemita”, cuando de lo que se trataba era de “cargarse” a Podemos. Como Podemos ha entrado en crisis interna y parece que no necesita ayuda para descomponerse, el gobierno de Venezuela se ha convertido “misteriosamente” en Socialista. ¿Por qué será?

Segundo, el Socialismo no es un régimen, por mucho que el Sr. Rayo tenga interés en establecer paralelismos con épocas pasadas de similar nomenclatura. El gobierno español, y el Socialismo español, no tienen nada que ver con Cuba, la ex Unión Soviética, o el Pacto de Varsovia. Para saber esto no hace falta leerse el libro. Basta con ver la película.

Tercero, la Economía es un concepto internacionalizado, siempre lo ha sido, como el Sr. Rayo sabe perfectamente. Venezuela es un país rico en petróleo, como también sabe el Sr. Rayo. ¿Por qué EEUU tiene tanto interés en tener gobiernos amigos y amables en países ricos en petróleo, y sin embargo se permite el lujo de “dejar respirar” a gobiernos de orientación similar, pobres de solemnidad? ¿Será por el petróleo? ¿De verdad cree el Sr. Rayo que un gobierno puede sobrevivir si el amo del mundo y vecino del norte no se lo consiente? Si al Sr. Rayo, que no tiene más poder que el de sus artículos le gustaría exterminar todo lo que “huela” a Socialismo, qué no harán los que de verdad tienen poder…

Sr. Rayo, la Socialdemocracia, que es la orientación política del Psoe, nada tiene que ver con el gobierno del Sr. Maduro, independientemente de que usted lo llame despectivamente socialista. El Socialismo no tiene nada que ver con el empobrecimiento del pueblo, sino, todo lo contrario, con el reparto más justo de los beneficios del trabajo. Simplemente. Tranquilícese, que en el Psoe nadie está pensando en acabar con el sistema capitalista; por dos razones, una porque no podemos, y otra porque al no haber un sistema viable conocido que sea mejor, tampoco queremos. Lo que sí queremos, Sr. Rayo, es repartir los recursos de forma más justa y equilibrada. Son los trabajadores los que sostienen el país, Sr. Rayo ¿No le parece correcto que esos mismos trabajadores disfruten, un poco, de la riqueza que generan con su esfuerzo? Más allá del derecho a respirar, por supuesto.

En otro artículo comentaremos las diferencias entre el Liberalismo, que usted defiende, y la Socialdemocracia que defiendo yo, con relación al sistema capitalista que es el que, para bien o para mal, (yo honradamente creo que para bien…) disfrutamos hoy en día en el mundo. Mientras tanto yo le rogaría que no intentase usted “liar” con las palabras a la ciudadanía que acertadamente lee sus artículos, pretendiendo confundirla con conceptos sacados de contexto, y mezclando historias pasadas, con presentes y futuros.

1 Comentario

  1. El Sr. Rayo desvía el tiro. Es tan grosero el batiburrillo conceptual que origina que, teniendo en cuenta el medio para el que escribe, dudo consiga su objetivo. Eso sí a él le pagan por escribir!0

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

11 − uno =