Al menos seis manifestantes resultaron heridos el domingo por la noche cuando el Ejército israelí disparó con balas de acero recubiertas de goma y gases lacrimógenos que les provocaron episodios de asfixia, durante enfrentamientos en el puesto de control Huwwara, en la entrada sur de la ciudad de Nablus en Cisjordania, según confirman fuentes locales.

Los manifestantes se unieron en protesta por la decisión del reciente presidente estadounidense Donald Trump de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel. La manifestación más tarde se convirtió en enfrentamientos con los soldados israelíes que manejaban el puesto de control.

El Ministerio de Sanidad palestino ha hecho público que el número de heridos por las fuerzas israelíes desde el comienzo de los disturbios la semana pasada en los territorios palestinos ocupados ascendió a 1.250.

En el noroeste de Nablus, las fuerzas israelíes confiscaron el domingo material agrícola, incluido un tractor, en el pueblo de Nasareya. Aref Daraghmeh, que supervisa las violaciones israelíes en el área, afirmó que el ejército israelí confiscó un tractor y herramientas que fueron utilizadas para la construcción de una tubería de agua en el área.

La aldea está ubicada en el valle del Jordán en la ocupada Cisjordania, un territorio que Israel busca anexarse ​​de facto, impidiendo el desarrollo de comunidades palestinas y destruyendo hogares en las comunidades palestinas beduinas.

Las organizaciones internacionales de derechos humanos han considerado una violación del derecho internacional humanitario la continuación de esta campaña de ocupación israelí, dirigida contra los palestinos en el Valle del Jordán, ya sea mediante confiscaciones, demoliciones o desalojos con el pretexto de realizar ejercicios militares.

En Hebrón, un vehículo militar israelí atropelló el domingo a una niña. Fuentes de las fuerzas de seguridad palestinas han confirmado que el vehículo aceleró y atropelló a Razan Jaber, de cinco años de edad, quien fue trasladada al hospital del gobierno de Hebrón para ser atendida de graves lesiones en las piernas.

La Asociación de Prisioneros Palestinos (PPS, por sus siglas en inglés) afirmó en el día de ayer que las fuerzas del ejército israelí y la policía han detenido y encarcelado a un total de 150 palestinos desde que los Estados Unidos reconocieron a Jerusalén como la capital de Israel. El porcentaje más alto de detenciones se produjo en Jerusalén con 40 personas detenidas. En Hebrón, 30 palestinos fueron detenidos, incluida una mujer identificada como Asma Wiredat, que fue trasladada herida de gravedad al hospital de Hadasa. En Cisjordania, el ejército israelí detuvo a 14 palestinos: 6 en Jericó, 2 en Belén y otros 2 en Ramallah

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 4 =