Enrique Cerezo insiste, persiste y hasta se enfada con quien ponga en tela de juicio sus declaraciones sobre que no habla con mujeres de dinero “por el bien de ellas”. Así, el presidente del Atlético Madrid ha incendiado las redes sociales y enfadado a deporte femenino. De hecho, la Asociación de Mujeres Deportistas ya ha menospreciado estos comentarios: “Aquí un señor que decide los standards de la ignorancia femenina”.

“Lo que yo digo sobre todo es por el bien de ellas”

Cerezo, tras las críticas recibidas, ha vuelto a declarar ya muy enfadado que “a ninguna mujer con dos dedos de frente le puede parecer que lo que yo he dicho es machista, al contrario, puede ser simpático, agradable y, sobre todo”, por el bien de ellas”, manifiesta.

 

INDIGNACIÓN

Y mientras las redes estallan, desde hace 48 horas Enrique Cerezo se convierte en la imagen más cavernícola del mundo del deporte.

Todo comenzó cuando el presdiente del Atlético de Madrid respondía así a una reportera que le preguntaba si había suficiente dinero para renovar a sus jugadores porque Griezmann “se lo llevó todo”: Te digo una cosa: de dinero nunca hablo porque es de mala educación. Y menos con una mujer”. Así soltaba el presidente del Atlético de Madrid Enrique Cerezo a una reportera que le preguntaba si había suficiente dinero para renovar a sus jugadores porque Griezmann “se lo llevó todo”. Aquella respuesta molestó a Ana Morgade que quiso destacarlo en Zapeando como uno de los comentarios machistas más nefastos.

Las respuestas de hombres y mujeres del deporte y fuera de él no se han hecho esperar en redes sociales:

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorLos pensionistas vuelven a mostrar su fuerza en la calle
Artículo siguienteIronía
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre