El obispo de Alcalá, Juan Antonio Reig Pla, ya conocido por sus manifestaciones retrógradas y obsoletas, una vez más vuelve a salirse del tiesto y afirma en una carta pastoral que «España se ha convertido en un campo de exterminio» por la Ley de Eutanasia.

Lo que para muchos supone un avance en derechos que demuestra que somos dueños de nuestra vida y de nuestra muerte, y nadie tiene derecho a decirnos cómo debemos vivir ni cómo debemos morir; una inmensa mayoría para los que la aprobación de la Ley de Eutanasia es un reflejo de la dignidad y libertad de las personas y, por fin, ya que morir es inevitable, morir mal ha dejado de ser una opción, para este obispo, que a todas vistas vive al margen de la realidad, cualquier paso que suponga un acercamiento a la libertad y derechos fundamentales es objeto de una crítica feroz.

Tras semejante afirmación, los socialistas de Alcalá, indignados, han exigido en un comunicado al obispo que pida «perdón por sus inaceptables declaraciones», y le han pedido «que deje de proferir sus ya demasiado habituales exabruptos verbales».

El PSOE de la localidad donde es obispo Reig Pla ha reprochado al obispo estar «más empeñado en polemizar, polarizar y dividir a la sociedad», que en «avanzar y profundizar en la concordia que predica la fe cristiana».

En la carta, publicada el pasado 19 de marzo, el prelado insiste en que «el Ejecutivo ha conseguido –con la aprobación de leyes que permiten destruir la vida por nacer, tanto en el seno materno como en los laboratorios, y ahora con la aprobación de la Ley de la eutanasia– convertir a España en un campo de exterminio».

Además, y por si fuera poco, este representante de la Iglesia más retrógrada califica al Gobierno de «bárbaros», dice que «le tenía ganas» a la España «tradicionalmente católica» y que, «embriagados de poder», no entienden el significado del «hogar familiar que ha significado y significa España».

También critica en la carta el «tsunami de leyes» -como la del divorcio, la despenalización del aborto o el matrimonio igualitario- que ha derivado en «la puntilla final» que, para él, son «la nueva ley de educación y la ley de eutanasia».

Apúntate a nuestra newsletter

2 Comentarios

  1. No fue éste el obispo al que acusaron de toquear a un monaguillo ?
    O quizás a más de uno?
    Como se atreve a dar lecciones de moral?

  2. De verdad,asco da el ver a estos representantes de la Iglesia Catolica hablar de campos de exterminio…ellos,que son la institucion planetaria con mas asesinatos y brutalidades en su haber,ellos,la Iglesia Catolica,que hizo acuerdos con Hitler aun sabiendo lo que ese psicopata andaba haciendo,ellos,que exterminaron a millones de personas con su santa inquisicion,ellos que exterminaron a pueblos enteros en nombre de Dios,ellos ,que asesinaban a hombres,mujeres,niños y a todo ser viviente por Dios y por el dinero.
    Que Dios os perdone si es que teneis perdon de Dios por tantos siglos que llevais haciendo barbaridas en su nombre.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre