La economía española ha registrado un crecimiento del PIB del 16,7% entre julio y septiembre, un avance trimestral histórico y el mayor en la serie que maneja el INE y que arranca en 1970. Hasta ahora ese correspondía al tercer trimestre de 1972.

Mientras España sale de la recesión gracias al consumo de los hogares durante el verano, en los últimos meses se prevé que se reduzca debido a la incertidumbre política, sobre todo la creada por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño ha señalado que “los datos que hemos conocido esta semana muestran la fuerte reactivación de la economía y el empleo durante el tercer trimestre del año”.

En un contexto atípico, marcado por los rebrotes y por la ausencia de turismo internacional, la economía española ha crecido más de un 16%, se han creado casi 570.000 puestos de trabajo, y han salido un 80% de los trabajadores en ERTE.

Por eso Calviño ha valorado que nuestro país cuenta “con una buena base para la recuperación económica”.

“La reactivación continúa, pero estamos en un momento de alta incertidumbre, tanto a nivel europeo como global. Por eso las prioridades siguen siendo las mismas: trabajar de forma coordinada en España y en Europa para atajar cuanto antes la pandemia, y continuar apoyando a las empresas y familias. De esta forma, podremos mantenernos en una senda de recuperación y tener un crecimiento más intenso en 2021”, ha finalizado Calviño

Con el fuerte avance del PIB en el tercer trimestre, una vez finalizado el primer estado de alarma, España salió de la recesión técnica en la que entró en el segundo trimestre del año después de haber registrado dos trimestres consecutivos en negativo, con caídas de la economía del 5,2% en el primer trimestre y del 17,8% en el segundo.

El avance trimestral del PIB en el tercer trimestre, que refleja el INE deberá confirmar el próximo 23 de diciembre, supera las previsiones que manejaba el Gobierno, que apuntaba a un crecimiento trimestral del entorno del 13%. En tasa interanual, el PIB del tercer trimestre se contrajo un 8,7%, frente al descenso del 21,5% del trimestre anterior. Se trata del segundo mayor retroceso interanual de toda la serie tras el registrado en el segundo trimestre de este año.

Consumo de los hogares

Los datos trimestrales muestran una subida histórica del consumo de los hogares del 20,7%, en contraste con el desplome, también histórico, que registró este indicador en el segundo trimestre (-20,4%). Por su parte, el gasto público aumentó entre julio y septiembre un 1,1%, ocho décimas más que en el segundo trimestre, mientras que el gasto en consumo de las instituciones sin fines de lucro y al servicio de los hogares retrocedió un 0,4%, frente al aumento del 0,2% del trimestre previo.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre