El expresidente Madrileño Ignacio González ha admitido en su declaración como testigo ante el juez José de la Mata, la mecánica descrita por Luis Bárcenas y otros acusados, para favorecer a los empresarios donantes a la caja b del Partido Popular. Que el tesorero nacional, Álvaro Lapuerta llamaba a las administraciones para que tratasen bien a las empresas que daban dinero negro al partido.

González ha asegurado, según fuentes jurídicas, que desde que llegó al Gobierno de la Comunidad de Madrid le informaron de que el entonces tesorero Lapuerta telefoneaba a las distintas consejerías interesándose por las adjudicaciones públicas. Durante el interrogatorio, Gonzalez, ha afirmado que le “sorprendió el control que tenía de las adjudicaciones”, y que, según las mismas fuentes, adoptó medidas junto con sus subordinados para atajar el problema y que no cedieran a las presiones.

El expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y el exministro, Eduardo Zaplana, estaban citados hoy a declarar ante el juez, por revelar en una conversación intervenida que tuvieron en el despacho del primero, que hay empresarios que han «colaborado» con el PP para ser beneficiarios de adjudicaciones públicas. También sobre un vídeo sobre la supuesta caja b del Partido Popular, con el que se chantajeó al presidente del Gobierno, incluso de los problemas judiciales del exsecretario general del PP madrileño Francisco Granados.

El expresidente de la Comunidad de Madrid ha declarado ante el juez José de la Mata durante dos horas. A las cinco de la tarde estaba prevista la declaración del exministro Eduardo Zaplana.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre