Un grupo de médicos británicos ha conseguido identificar una serie de compuestos sanguíneos que podrían ayudar a predecir los casos de riesgo a sufrir el síndrome Kawasaki en niños, asociado al COVID-19, según ha informado The Guardian.

Unos 100 niños han sido ya tratados en Reino Unido por esta enfermedad, y dos han fallecido.

Hasta ahora, las investigaciones realizadas apuntan a que el nuevo síndrome inflamatorio en los niños podría tratarse de una reacción tardía derivada de la respuesta del sistema inmunológico de los niños provocada por la infección de COVID-19.

Los investigadores de la Universidad Imperial College de Londres han analizado la sangre de un grupo de niños que han sufrido este cuadro patológico y han descubierto que había 5 compuestos sanguíneos con niveles elevados. Los marcadores han puesto el foco en la ferritina y proteína C-reactiva, ambos vinculados a la inflamación. Además, la troponina, péptido natriurético tipo B y los llamados «dímeros D» están relacionados con problemas cardíacos y coagulación de la sangre.

La investigación aún está en curso, pero los científicos consideran que estos datos podrían ser muy útiles para poder identificar a los niños que podrían desarrollar una respuesta mortal al virus. «Creemos que puede ayudarnos a decidir qué niños corren el riesgo de progresar a insuficiencia cardíaca. Esencialmente, lo que estamos haciendo es usar los marcadores de sangre para tratar de seleccionar a los niños qu encesitamos mover de los hospitales de distrito a los centros especializados y después a las UCIS si fuera necesario», ha señalado Michael Levin, profesor de pediatría y salud internacional en la Universidad Imperial College.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre