La mayor parte de las denuncia por acoso en el Ejército no prosperan, pero eso no quiere decir que no ocurran. De hecho, Un total de 47 mujeres denuncian en los últimos tres años acoso sexual en el Ejército.

Durante los tres primeros años de vigencia del delito de acoso sexual en el Código Penal Militar (2016-2018) la justicia militar no dictó ni una sola sentencia condenatoria por ese tipo de vejaciones en las Fuerzas Armadas por parte de superiores a subordinados en el Ejercito por razón de sexo, orientación sexual u origen.

Una respuesta parlamentaria al diputado de Bildu Jon Iñarritu, sin embargo, revela que en los tres últimos años al menos 47 militares –en su totalidad mujeres- han denunciado ser víctimas de ataques contra su dignidad con motivaciones sexuales.

Fallo condenatorio

En 2019 sí que ha habido al menos un fallo condenatorio. Un tribunal militar condenó la pasada primavera a seis años y medio de prisión a un teniente del Ejército del Aire, hoy en situación de reserva, que se masturbó delante de una soldado en su despacho, en la Escuela Militar de Paracaidismo ‘Méndez Parada’, en Alcantarilla, Murcia.

La mayor parte de las denuncias por acoso en el Ejército no prosperan

Más allá de esta condena, las cifras oficiales que apuntan la aparente falta de efectividad a la hora de perseguir esos delitos en las Fuerzas Armadas son contundentes.

Ni una sola sentencia condenatoria entre 2016 y 2018 a pesar que en el primero de los años se denunciaron 16 casos (14 en el Ejército de Tierra, uno en la Armada y uno en el Ejército del Aire), en 2017 otros 16 (diez en Tierra, uno en Armada y cinco en Aire) y en 2018 un total de 15 (diez en Tierra, tres en la Armada y un dos en Aire).

De las 16 denuncias de 2016, seis ya han sido archivadas, uno fue sobreseída, en otros dos casos los acusados fueron absueltos y otros siete expedientes siguen en trámite. Las cifras de los casos registrados en 2017 son parecidas: ninguna condena, cuatro denuncias archivadas, siete expedientes sobreseídos y cinco más todavía en trámite. Tampoco ninguno de los casos denunciados el pasado año ha llegado a condena: cinco de las denuncias solo meses después ya están archivadas y las diez restantes siguen investigándose.

Datos oficiales

Los datos del Ministerio de Defensa también dejan a las claras el perfil del denunciante del acoso sexual en las Fuerzas Armadas: todas son mujeres y, en su mayoría, de las escalas más bajas. En 2016 las denuncias corrieron a cargo de tres suboficiales y doce mujeres de «tropa y marinería». Al año siguiente dos oficiales féminas denunciaron a sus superiores por vejaciones pero la inmensa mayoría, 14 denunciantes, fueron «tropa» y marineras. En 2018 la proporción fue parecida: dos suboficiales, once miembros femeninos de «tropa y marinería» y dos alumnas denunciaron acoso..

En el otro lado, en el de los denunciados, el perfil es igualmente claro. De los 47 casos denunciados por acoso sexual solo hay un expediente en el que figura una mujer en compañía con un hombre. El resto, son todos varones los denunciados y hay muchos mandos. En esos tres años fueron denunciados diez oficiales, otra decena de suboficiales y 24 soldados y marineros.

Todos estos casos que no han llegado, por el momento, a sentencia condenatoria alguna fueron enjuiciados o están siendo instruidos por la violación del artículo 48 del Código Penal Militar.

Compartir
Artículo anteriorSuárez Illana oculta 7,5 millones de euros en su Declaración de Actividades en el Congreso
Artículo siguienteGestha acusa de defraudar al colectivo de autónomos
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

1 Comentario

  1. Esto me recuerda al Teniente Segura. Se la jugó, intentaron aterrorizar lo, lo dejaron sin empleo ni sueldo… Gracias a él, cada vez estaremos más cerca de la claridad necesaria para, tener un ejercito para la defensa del ciudadano. Ahora solo tenemos un ejercito que nos amenaza, subordinado al franquismo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 + dieciseis =