Carlos Cruzado, presidente del Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha), considera que El Rubius se lleva su dinero a Andorra «porque aunque legalmente no esté considerado un paraíso fiscal por España, de hecho lo es por su escasa tributación, presentando un sistema fiscal mucho más laxo que el de España y el de la mayoría de los países europeos», según asegura el experto en Nueva Tribuna. El fraude fiscal cada año provoca unas pérdidas a las arcas públicas de 91.600 millones de euros: 60.600 millones por impuestos evadidos y 31.000 millones por cuotas defraudadas a la Seguridad Social. «Y no es un problema específico de los youtubers, sino que lamentablemente también atañe a las grandes empresas transnacionales, y especialmente a las tecnológicas. El debate en la OCDE, la UE y otras instituciones supranacionales está servido: el sistema tributario ha quedado obsoleto en relación a este tipo de actividades», asegura Cruzado.

Por su parte, José María Mollinedo, secretario general del sindicato Gestha, ha lamentado en declaraciones a este medio que «este tipo de mensajes no son positivos (…). Son mensajes de personas que tienen grandes rentas y dicen ‘yo me voy’, no es un buen mensaje para la sociedad, no contribuyen a mejorar la conciencia fiscal. La conciencia fiscal sirve para que cuando se produzca este tipo de circunstancias tengan un rechazo mayoritario», informa Vozpópuli.

La decisión de El Rubius de poner a buen recaudo su fortuna no es la única. Otros youtubers están siguiendo sus pasos, lo que ha generado malestar en Hacienda, que amenaza con abrir una investigación. 

«Al menos una mayoría de la población debería rechazar estas conductas. Igual que en su día era común presumir de que alguien había defraudado a Hacienda, ahora no se airea porque hay un rechazo social. Es descorazonador para los que trabajamos en control tributario ver cómo se entiende por parte de algunas personas esta cuestión y ver todo lo que nos queda por avanzar en la conciencia fiscal», ha señalado.

El experto, que recuerda que esto ha sucedido en más ocasiones -como cuando se extendió el eslogan de ‘Todos somos Messi’– apunta que muchos de los seguidores de estos youtubers son estudiantes en la universidad pública, o están en paro, o en ERTE (cobrando prestaciones públicas) o tienen un trabajo, pero en el que seguramente tienen condiciones más precarias y pagan más impuestos de los que van a pagar sus ídolos si se mudan a Andorra. 

A través de un directo en la red social Twitch, Rubén Doblas Gunderse, más conocido como El Rubius, anunció que se mudaba a Andorra. Se une así a una larga lista de productores mediáticos de las redes sociales que han trasladado su domicilio fiscal al país vecino con el único objetivo de pagar menos impuestos.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Mucho ojo con las relaciones que establecéis en el primer párrrafo del artículo. Irse a vivir a otro país por el motivo que sea (trabajo, mejora salarial, fiscal, etc.) no tiene nada que ver con el fraude fiscal o con evadir, como insinuáis.

    Es una práctica totalmente legal vivir en un país y pagar los impuestos que correspondan en él. Que no guste a un sector de la población es otro tema que no entraré a debatir.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre