Dos diagnósticos formulados sobre España:

A: «Los dos partidos que se han concordado para turnarse pacíficamente en el Poder son dos manadas de hombres que no aspiran más que a pastar en el presupuesto. Carecen de ideales, ningún fin elevado los mueve; no mejorarán en lo más mínimo las condiciones de vida de esta infeliz raza, paupérrima y analfabeta. Pasarán unos tras otros dejando todo como hoy se halla, y llevarán a España a un estado de consunción que, de fijo, ha de acabar en muerte. No acometerán (…) ni el económico, ni el educativo; no harán más que burocracia pura, caciquismo, estéril trabajo de recomendaciones, favores a los amigotes, legislar sin ninguna eficacia práctica, y adelante con los farolitos… Si nada se puede esperar de las turbas monárquicas, tampoco debemos tener fe en la grey revolucionaria (…) No creo ni en los revolucionarios de nuevo cuño ni en los antediluvianos (…) La España que aspira a un cambio radical y violento de la política se está quedando, a mi entender, tan anémica como la otra. Han de pasar años, tal vez lustros, antes de que este Régimen, atacado de tuberculosis étnica, sea sustituido por otro que traiga nueva sangre y nuevos focos de lumbre mental»

B. “España es una deformación grotesca de una civilización europea. En España el trabajo y la inteligencia siempre se han visto menospreciados. Aquí todo lo manda el dinero. En España el mérito no se premia. Se premia el robar y el ser sinvergüenza.”

¿Qué sugieren los hechos objetivos?

España ¿proyecto de  futuro o vuelta al pasado…?

Podemos analizar, globalmente o por estamentos, utilizando como referentes sus equivalentes de los Estados considerados verdaderamente democráticos, en progreso, nivel de vida, separación de poderes, justicia social, investigación, competitividad, productividad, desarrollo, I+D, libertad… ¿Qué resulta…? Que  analice el lector. Qué diagnosticar del proyecto de

  • la Monarquía
  • Congreso y senado. ¿Qué demuestran sus sesiones?
  • la trayectoria,  resultados, de los dos grandes partidos que se alternan gobernando
  • el Tribunal Constitucional, la “constitucionalidad” de sus decisiones
  • algunas Salas del Supremo y sus Instrucciones, Juicios, Sentencias
  • patronales
  • sindicatos
  • ejército y fuerzas policiales
  • sistemas educativos, sanitarios
  • ¡la propia sociedad española!

¿Qué “valores” informan, orientan, su actividad…? ¿qué se deduce?  ¿Qué temas figuran en sus actuaciones políticas, funciones…?  ¿Con qué resultados reales…?

Como consultor, he participado en muchos procesos de selección de directivos. Cuando era promociones internas los candidatos conocían la empresa, el área funcional. Entre mis preguntas figuraba siempre: “¿Qué visión tiene para dentro de 3 años si es  elegido? ¿Qué haría Vd.?” Las respuestas determinaban su nombramiento.

En mi análisis de la actualidad sociopolítica  lo planteo igual. Si  pudiera preguntar al rey, a los líderes (¿?) dirigentes políticos, a dirigentes autonómicos, patronales, sindicatos, etc. “¿Qué visión tienen para España dentro de 3 años…?” ¿Qué cree el lector que responderían…?   ¿Situarla en primera división mundial o evitar que se hunda aún más, “apuntalarla”? O, peor: ¡volver al pasado!  Por lo que vemos, leemos, escuchamos…¿Tienen objetivos concretos o son vagas intenciones…? ¿Demuestran saber cómo materializarlos…?

Catalunya, ¿proyecto al futuro o al pasado…?

Catalunya sí tiene proyecto. La independentista: república moderna independiente,  con verdadera democracia; próspera según permiten proyectar sus indicadores macroeconómicos; con justicia social avanzada como demuestran las leyes que aprueba su parlamento. Equiparable a Estados europeos como Finlandia, Dinamarca, Bélgica, Austria. Hay una gran masa social que pide un referéndum. Demuestra democracia. La dependentista: seguir bajo el modelo de “apuntalamiento” del Estado español, sufrir los efectos negativos de una quiebra, volver al pasado. Es  identificable  quiénes defienden esto.

España tiene dos opciones: aprovechar la realidad de Catalunya, su iniciativa, como tantas veces, para que  sea “motor” de España como la UE reconoce que es para Europa. “Catalunya es quien saca a España de la crisis”, dijo Montoro.  Forma parte de la “banana dorada” de la UE. Otra opción es seguir anulándola, asfixiándola, sometiéndola judicial y policialmente, colonizándola. Es  absurdo que España  empobrezca  su principal fuente de riqueza productiva, exportaciones. ¿Qué  ofrece a millones de votantes para que renuncien voluntariamente al referéndum, a la independencia? ¡Nada!. Al contrario. Bien, sí: un gesto. Poner el nombre de Tarradellas al Aeropuerto del Prat.

La “Excelencia” exige que   para que un proyecto de futuro tenga éxito ha de  ser  “común”, compartido + la máxima autoexigencia en función del mismo + perseverancia para su consecución. ¿Qué demuestra la realidad sociopolítica en España? ¿Qué se percibe en el Congreso, Senado? ¿Convergencia hacia un proyecto común de futuro, autoexigencia… o confrontación, descalificación, exclusión…?

Si España, como sugieren los hechos, no tiene proyecto de futuro en el que pueda estar libre y satisfactoriamente Cataluña… ¿qué debe decidir su sociedad? ¿Qué debe  votar cara a su propio porvenir, el de sus familias, si quieren disfrutar de la calidad de vida que merecen por lo que generan; vivir en auténtica democracia, con justicia social avanzada, en libertad, con dignidad, defendiendo su identidad?

¿Quiénes son A y B?  A: Pérez Galdós, 1912. B: Valle Inclán, 1924. Si casi todo lo que escribieron sigue vigente y de eso hace más de 100 años ¿Ha avanzado mucho España o…?

España, ¿se orienta al futuro o al pasado?  ¿Y Catalunya? ¿Qué diría Drucker? Hay dos opciones: seguir en un Estado en quiebra sistémica y sin proyecto de futuro… o  eliminar todo lo que lo genera para ir a un proyecto nuevo que  lleve a una sociedad libre, próspera, democrática y en el que Cataluña pueda sentirse  copartícipe, cómoda. Un modelo como Suiza, por ejemplo.

¿Qué es lo coherente…?

Apúntate a nuestra newsletter

7 Comentarios

  1. B. “España es una deformación grotesca de una civilización europea. En España el trabajo y la inteligencia siempre se han visto menospreciados. Aquí todo lo manda el dinero. En España el mérito no se premia. Se premia el robar y el ser sinvergüenza.” Cita del señor Manzano.

    El supremacista señor Manzano ve la la paja en el ojo ajeno pero no la viga en el propio. La Corrupción en Cataluña nada tiene que envidiar a la del resto de España. El virrey Pujol y la etnocracia corrupta catalana del 3% no está para dar lecciones. La intentona de golpe de estado institucional dice mucho sobre su talante democrático.

    España es la 19 democracia del Mundo señor Manzano, 12 puestos por delante de Bélgica que usted pone entre otros como ejemplo. (Mírese los indices la próxima vez que escriba)

    España es una de las naciones más descentralizadas del mundo, y los catalanes, de entre las más de 10.000 minorías que forman los 200 estados-nación del mundo, de los que más autonomía, derechos y libertades tienen.

    España no es una «democracias grotesca», lo que resulta grotesco es su pueril supremacismo etnicista; eso si que resulta grotesco. Aunque nada distinto al de J. Pujol,que afirmaba que «el hombre andaluz es un hombre destruido» a de H. Barrera, que sostenía que los negros tienen un coeficiente intelectual inferior a los blancos o al de fascistorras el de «la lengua de las bestias».

    PD. Para dar un poco de lustre a su supremacismo etnico, sería conveniente que tuvieran algún premio Nobel de etnia catalana, que de los ocho que tenemos ninguno es de tan insigne estirpe.

    • Sr. Ortiz, estaría bien que usted tuviera también una opinión propia.?… digo …por que solo usa muletillas ya gastadas (alguna falsz por supuesto pero no lp.voy s discutir), que nada aportan al conocimiento común.

  2. Sr. Ortiz. Creo que no ha leído todo el artículo. Vaya al final. La cita que repite corresponde a Valle Inclán y la escribió en 1924. Hace casi un siglo.

    • Señor Ozerans, tengo opiniones propias sobre muchos asuntos, sobre otros muchos me abstengo de opinar, porque es difícil hablar con verosimilitud de algunas cosas e imposible tener conocimiento sobre muchas.

      Ante el tema del nacional-etnicismo; una nación para cada pueblo opino que es una aberración desde un punto de vista moral. Porque supone segregar políticamente a los ciudadanos por etnias.

      Mas de 10.000 grupos étnicos o «naciones sin estado» en el argot nacionalista, forman parte de los 200 estados-nación del mundo. La mayoría de esos pueblos viven mezclados en aldeas pueblos y ciudades; hutus con tutsi, judíos con palestinos, serbios con croatas y gallegos, gitanos (también es una nación sin estado) y catalanes con castellanos.

      Una nación para cada pueblo no es posible porque no caben tantas fronteras en el mundo, tampoco es deseable porque segregar a los ciudadanos por raza, o etnias que es exactamente lo que significa «una nación para cada pueblo» es una aberración moral.

      El nacionalismo fundamenta y sustancia la nación en «un» pueblo étnico; como los nacional-socialistas alemanes. Los que no pertenecen a ese pueblo étnico, son ciudadanos de segunda, o colonos. Situación que conduce a que la aristocracia étnica del 35% de los pujol y puigdemont, detente el poder político y económico en Cataluña y ocupe el 80% de los cargos institucionales. Mientras que los hispanohabalntes el 55%; los pérez y martínez (por no ser el pueblo elegido) ni siquiera tienen derecho a escolarizar a sus hijos en su lengua propia y común de todos los españoles.

      La «inmersión» tan perjudicial para los niños cuando era en español, es un atropello a la igualdad de derechos y a la libertad. Además tiene como finalidad mudar de lengua a los hipanohablantes para que el régimen etnocrático de la minoría el 35%, pueda seguir controlando el poder político y económico y seguir gobernando sobre el 55%.

      Ya ve señor Ozerans que si tengo opinión propia aunque probablemente muy distinta de la suya.

      Anónimo. He leído el artículo y lo he citado, aunque debí poner «Valle Inclán citado por el señor Manzano» . Una cita fuera de contexto que le sirve de excusa para insultar a España y a los españoles y situarse él entre los fineses, daneses y austriacos sin el menor asomo de ridículo.

      PD: Ya que cita a los fineses. En Finlandia no hay inmersión lingüística. los suecohablantes escolarizan a su hijos en sueco y en los municipios con más de un 5% de suecos los comunicado públicos y la rotulación pública es en las dos lenguas (nada parecido a lo que sucede en Cataluña). Si quiere parecerse a los fineses vaya tomando ejemplo señor Manzano.

  3. Sr. Ortiz tiene que ser más objetivo, pensando, leyendo y dando unas opiniones que hunden a una España moderna e invita a que esos 200 estados-nación que cita no progresen con nuevas ideas de progreso.

  4. Señor Didac. La fragmentación de los 200 estados-nación en una miríada de nuevos estados-nación (la mayoría serían plurales de no mediar limpiezas étnica como en Yugoslavia), no contribuiría al progreso sino que sumiría a muchas regiones en el caos. Generando infinitos e irresolubles conflictos como el de Israel-Palestina, donde dos pueblos tratan de exterminarse mutuamente para construir en el mismo territorio su propia nación étnica.

    El progreso del mundo pasa por construir organismos supranacionales capaces de hacer frente a las empresas globales, muchas de ellas con más poder que la mayoría de las pequeñas naciones, y para hacer frente a las grades potencias como China o EEUU.

    Los estados-nación democráticos fuertes y consolidados son un bien a preservar y un valiosos punto de partida. Desde España, unidos catalanes, vascos, gallegos, andaluces…etc, y a través de la UE, tenemos cierta capacidad de influencia sobre la gobernanza del mundo. Cada uno por un lado seremos un cero a la izquierda frente a las empresas globales que hoy manejan el mundo, un cero a la izquierda frente a la UE y un cero a la izquierda frente a China o EEUU; como lo son Croacia, Serbia, Eslovaquia…etc.

    Ya me dirá usted a que progreso podemos aspirar cuando seamos completamente irrelevantes en el mundo y sean otros quienes tomen las decisiones. Y qué influencia podrían tener naciones como Cataluña o Euzkadi cuyas poblaciones juntas caben en un barrio de Shanghái.

  5. Interesante articulo y muy esclarecedor. Hoy la pregunta es: ¿hasta cuando permitirá la UE que uno de sus estados ahogue económica, social y culturalmente a una de las cuatro regiones más dinámicas de la Unión?

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre