“Yo he venido aquí a hablar de mi libro” espetó Francisco Umbral a Mercedes Milá en un famoso programa televisivo en el año 1993. Umbral estaba harto de que en el programa aquel se debatiese y se informase de cosas banales y no de lo que a Umbral le interesaba. Pues bien, en la realidad actual de España podemos decir prácticamente lo mismo que dijo el gran escritor madrileño; hablen de nuestro libro, hablen de las cosas que nos interesan, hablen de lo que nos importa de verdad, y no debates superfluos y banales que no son sino cortinas de humo.

La mayoría de los españoles estamos preocupados y queremos saber si la élite política va o no a perpetrar un pensionazo en toda regla. Así, en la última reunión del Pacto de Toledo, afortunadamente, y gracias a que se posicionaron en contra Unidas Podemos y ERC, la mayor parte de los partidos politicos, desde el PSOE hasta el PP, estaban dispuestos a aprobar un documento que implicaba que el cálculo de las futuras pensiones se haría en base a toda la vida laboral, lo que suponía una rebaja de las mismas del 15 %. ¿Qué va a pasar con esto? ¿Lo retomarán? ¿Cómo interpretamos los mensajes de la CEOE y demás élite empresarial de retrasar la edad de jubilación más allá de los 70 años? ¿Qué pensar del goteo intencionado y creciente de publicidad y noticias sobre la llamada hipoteca inversa, es decir de la necesidad de vender tu casa para poder completar tu pensión y tener una vejez digna?

Queremos saber si se va o no a derogar totalmente la reforma laboral del PP. ¿Qué va a pasar? ¿Qué demonios es eso de la mochila austriaca que llevaban en su programa PSOE y Ciudadanos? ¿Es cierto, como indican numerosos estudios que va a implicar un abaratamiento del despido y una reducción de las futuras pensiones? ¿Por qué se rehuye el debate sobre ello?

Al hilo de lo anterior, lo cierto es que España está instalada en el paro, el subempleo, la precariedad laboral. Lo cierto es estamos a la cabeza de Europa en porcentaje de “trabajadores pobres”. Lo cierto es que en oposición a lo anterior, España está a la cabeza en crecimiento de multimillonarios y millonarios. Es decir, la desigualdad en nuestro país cada día es mayor, es más lacerante. Mientras las clases bajas y medias se ven sumidas en la precariedad, la pobreza y la inseguridad, crece el número de ricos y su riqueza. ¿Qué se piensa hacer ante esta situación? ¿Aplaudir?

¿Y qué decir ante la corrupción? Sabemos por un informe no refutado del grupo Los Verdes que la corrupción cuesta 90.000 euros al año, casi el 8 % del PIB. Sabemos además que la elusión fiscal se concentra en un 72 % en las grandes empresas y grandes patrimonios. ¿Hay algún plan para erradicar esta lacra que nos desangra como país y como pueblo?

¿Se piensa hacer halgo para que nuestra Sanidad y nuestra Educación se recuperen de los brutales hachazos perpetrados por el PP? Porque lo cierto es que en la reciente actualización del plan de estabilidad enviado a Bruselas, el gobierno del señor Sánchez no prevé ninguna recuperación de la inversión, y así el porcentaje del PIB dedicado a Educación en el año 2022 está dispuesto que se sitúe en un ridículo 4 %, un porcentaje alejado un punto y medio de la media europea y a años luz del 7 % que invierte Finlandia en su educación.

¿Y qué se piensa hacer ante los 7.000 muertos al año por pobreza enérgetica?

¿Qué futuro espera a nuestros hijos? Esta es tal vez la pregunta principal, la que más nos preocupa. ¿Están condenados al paro, la precariedad, la inseguridad laboral y vital, el subempleo, los salarios de miseria? ¿Por qué no se centra el debate en esto?

Podríamos seguir con muchos temas. Así que señores politicos, no nos tomen el pelo, no crean que con banderas, sentimientos incendiados, van a seguir ocultando la realidad. Hagan caso a Unidas Podemos y hablen de lo que importa. Si se atreven claro.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre