Hace unos días, a nivel mundial, se movilizaron los jóvenes para exigir una respuesta contundente de los gobiernos para frenar el «cambio climático» reduciendo progresivamente las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera.

Los motores de combustión interna como diesel y gasolina, son los que están en la diana, no lo han dicho, pero más adelante será el turno de las flatulencias del ganado bovino, porcino, equino, caprino, etc… por liberar a la atmósfera grandes cantidades de gas metano, «supuestamente» de efecto invernadero, también le llegará el turno a las viviendas que dispongan de chimenea.

Es pintorezco cuando siempre sale el burócrata de turno hablando del calentamiento global, sustentado por los informes de investigaciónes de un grupo de científicos internacionales, pero nunca he visto a un científico de ese selecto club, dando la cara y explicando su trabajo al común de los mortales.

Aplaudo la iniciativa, son jóvenes preocupados por el medio ambiente, concienciados por la situación, organizados en pos de un objetivo muy importante, todo por mejorar la salud de nuestro planeta y nuestro bienestar.

Pero me surge una duda de peso, ¿Por qué lo hacen? Vosotros pensaréis que mi pregunta no tiene sentido, supuestamente acabo de contestarla.

Una cosa es lo que nos quieren hacer creer y otra lo que en verdad se cuece tras el telón.

Me parece inusual que se preocupen por una situación a mi juicio secundaria, no quiero decir que no sea importante, pero ¿Por qué no se organizan a nivel mundial para protestar contra la masacre que los bárbaros saudíes perpetran contra el pueblo yemení?, ¿El genocidio del pueblo palestino a manos de los locos y criminales israelíes?, por poner un par de ejemplos, no podemos abodarlo todo, sería una locura, así que no nos vayamos tan lejos, situémonos en nuestra patria.

¿Por qué la juventud no se organiza y protesta por la precariedad laboral, las pensiones de mierda, la privatización de la educación y la sanidad, el cierre de alas y falta de camas en hospitales? En fin, lo que hacen azules y rojos con tanta devoción y pasión, liquidar de un plumazo nuestro Estado del Bienestar; es su futuro el que está en juego, pues eso no lo he visto aún.

Los ahora jóvenes son quienes van a heredar esta tierra olvidada de la mano de Dios, convertida en una caricatura de democracia, en la cual los ciudadanos no tenemos ni voz ni voto, en donde nos putean los políticos de turno a quienes la mayoría han entregado las riendas de buen grado, de este país subdesarrollado, un garito de la mafia vestida de etiqueta.

Todos los problemas hay que abordarlos, pero por lógica y sentido común, se le debe dar relevancia a nuestras necesidades básicas.

En las manifestaciones por la defensa de la sanidad, la educación y las pensiones, para ser sinceros, los jóvenes son una gran minoría, ocupados en sus asuntos personales, ajenos por completo de esta jodida realidad.

Reconozco que hay jóvenes serios, críticos y comprometidos con la búsqueda de la verdad, y las causas sociales, pero son pocos desafortunadamente, es así que con el respeto que les profeso, solicito su venia por generalizar.

El punto es claro, el capital está utilizando a la juventud para poner en marcha una serie de reformas tributarias, que implican que debamos pagar una tasa si tenemos, un burro, un vespino o una chimenea.

¿Recordáis hace unos años la fotografía de una vaca con una sonda en el trasero, y una serie de tanques sobre sus costados? Ese rocambolesco experimento se hizo para medir la cantidad de gases que el pobre animal emitía a la atmósfera, tienen los datos, solo hace falta multiplicar por la cantidad de cabezas que posea el ganadero y voilà, un impuesto más que pagar.

Eso se traduce en que la carne, la leche y sus derivados, la lana etc., subirán de precio, sencillo verdad y ¿Quién se va a joder además de la vaca a la que le hicieron esas perrerías? Nosotros, quienes tenemos que pagar aún más, comparando lo que nos espera, la vaca estuvo en la gloria.

¡Hay que joderse!, El sistema nos vende todos estos bienes de consumo contaminantes y por medio de sus artimañas, nos hace creer que los culpables somos nosotros, puteándonos a base de impuestos, el que no los pueda pagar tiene varias opciones a escoger, coche eléctrico, bicicleta, caminar o a joderse pasando frío, mira que bonito.

Lo lógico sería que quién produce estos bienes contaminantes pague, pero eso no va a pasar, para eso estamos nosotros, los idiotas de siempre.

Ahora me pregunto, ¿Ese dinero recaudado a donde va a ir a parar?, ¿Acaso tienen una máquina milagrosa que limpia la atmósfera?, ¿O una hielera gigante capaz de hacer icebergs?, ni lo uno ni lo otro, se tendrán que joder pingüinos y osos polares.

El dinero recaudado se lo robarán, y nos someterán a vehículos eléctricos con precios prohibitivos, quien no se lo pueda permitir, puede usar, transporte no público, sino privado, arrastrándonos a todos a las grandes ciudades, dejando despoblada por completo nuestra España rural, una táctica para concentrarnos a todos en un solo lugar, controlándonos más fácilmente, el mundo Orweliano hecho realidad.

¿A que suena apocalíptico?, Pues es lo que va a pasar, tiempo al tiempo, eso depende de nosotros, si nos queremos dejar putear.

Si nos vamos a movilizar tenemos que tener en cuenta dos factores fundamentales, en principio defender las prioridades de nuestra sociedad, preservar y fortalecer nuestro Estado del Bienestar y en segunda instancia, si nos vamos a manifestar por otro asunto, indagar quién está detrás de toda esa estructura, de dónde sale la financiación y cuáles son las consecuencias a corto, mediano y largo plazo.

Os aseguro que esta iniciativa no es gratuita, tiene por objeto jodernos de verdad.

No debemos permitir ser los títeres del capital, conocen las estrategias, hacen uso de nuestras emociones y de buen grado caemos en su foso lleno de mierda, empobreciéndonos aún más.

Dejad a las vacas pastar libremente, las chimeneas calentar los hogares, movernos como nos plazca, que quien con su proceso de producción contamina, que pague, la culpa es toda vuestra y no nos jodan mas la vida, panda de enfermos, psicópatas y criminales.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorA golpe de maza
Artículo siguienteAcercando posturas para formar gobierno
Nacido el 23 de abril de 1975 en Santa Fe Bogotá D.C. Sus dos patrias España y Colombia, estudió Ingeniería Técnica Industrial en la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, su vocación el trabajo y servicio social, implicado en derribar barreras para hacer más accesibles los contenidos a personas con discapacidades visuales y auditivas. Autor de un Audio Blog político con cerca de 100 publicaciones, en continuo proceso de construcción. Residente en Huelva, militante activo y comprometido en todas las reivindicaciones sociales. Republicano su inclinación política es transversal y de Izquierdas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × 2 =