Con 30 segundos de grabación de tu tos podría ser suficiente para analizar si estás o no infectado por COVID-19. En esto consiste el estudio que están desarrollando desde el Hospital Clinic de Barcelona que, por el momento, está dando buenos resultados.

Las pruebas que están realizando consisten en que, de manera anónima, los voluntarios que quieran participar respondan a algunas preguntas y graben su tos a través de un archivo de audio. Aunque sea una tos forzada.

Según apuntan los investigadores, esta prueba podría ser una herramienta de gran ayuda para poder realizar test masivos de una forma sencilla, inmediata y sin costes.

La doctora Susana Puig es jefa de servicio en el Hospital Clinic y coordina a un equipo de más de 20 investigadores que están archivando todas las grabaciones de tos así como datos clínicos que se solicitan.

Para poder hacer un muestreo amplio, se ha creado esta web: opensigma.mit.edu

A través de cualquier dispositivo, cualquier persona que quiera ayudar de manera fácil y rápida a superar la pandemia. Solamente hace falta grabar un audio tosiendo. Es anónimo y no tienes que preocuparte porque nadie te pedirá datos de carácter personal.

El algoritmo recoge todos los datos, (cuantos más sean, mejor): y una vez que tenga suficientes, podrá ofrecer resultados cada vez más exactos y fiables.

El objetivo de este proyecto es poder llegar a desarrollar una aplicación para ser instalada en el teléfono móvil, a través de la cual se pueda diagnosticar a las personas que quieran usarla.

Como señalan en el Diaridetarragona, esta tecnología podrá ser muy importante de cara a poder ayudar en la fase de desconfinamiento cuando las empresas y establecimientos abiertos al público tengan que asegurar un control exhaustivo de las peronas que comparten un mismo espacio, para evitar un rebrote del virus.

Apúntate a nuestra newsletter

3 Comentarios

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre