Susana Díaz y la consejera de Salud, Marina Álvarez, durante la visita a un hospital público de Sevilla el pasado septiembre.

El ejecutivo de Susana Díaz ha roto de raíz este 2018 el ejercicio de transparencia que la Junta de Andalucía venía realizando ininterrumpidamente desde 2010, año en el que inició la publicación periódica de las listas de espera sanitarias. A día de hoy, la Consejería de Sanidad aún no ha publicado las estadísticas relativas al presente 2018, año que tiene una cita decisiva para todos los andaluces el próximo 2 de diciembre con las elecciones autonómicas adelantadas en octubre por la presidenta andaluza.

La consejera de Salud achaca el considerable retraso a que cada vez los datos se presentan “más pormenorizados”

Fuentes del Servicio Andaluz de Salud (SAS) aseguran que están a la espera de publicar estas estadísticas decisivas para conocer la gestión de la sanidad pública, aunque aún no hay fecha concreta para ello, porque según el SAS “no son tres datos” y requiere un trabajo muy elaborado. Precisamente este mismo trabajo se ha venido haciendo durante los últimos años sin que se hayan dejado de publicar anualmente estas cifras, como sí ocurre en la actualidad, precisamente en estas fechas previas al inicio de la campaña electoral del 2-D.

El sector de Sanidad del sindicato CSIF Andalucía ha reclamado al SAS que realice un “ejercicio de transparencia y credibilidad” y publique estos datos relativos a 2018, que en teoría debían haberse publicado el pasado junio y aún no se conocen aunque la consejera de Salud, Marina Álvarez, ha adelantado hace unos días algunos de ellos.

“Es incomprensible que unos datos mecanizados y donde todo se hace por ordenador no puedan estar disponibles en cualquier momento y sufran una demora inexcusable”, apuntan en CSIF-A, sindicato que está convencido de que esta ocultación de los datos responde a un intento premeditado por parte de la Consejería de Salud de tapar el empeoramiento de la calidad del sistema sanitario público andaluz. “La realidad muestra un empeoramiento significativo de la respuesta asistencial del sistema sanitario público andaluz en los últimos diez años”, apuntan en el sindicato.

En 2010, el SAS comenzó a publicar los datos de las listas de espera en dos periodos anuales (junio y septiembre), pero desde 2012 se suben al portal de Transparencia de la Consejería de Salud sólo en el mes de junio. El sindicato CSIF recuerda que en 2017 la publicación se demoró hasta el 15 de septiembre, con un total de 311.212 pacientes en las distintas listas de espera, 72.193 de ellos aguardaban una intervención quirúrgica y 207.765 las consultas con los especialistas. También 31.254 pacientes se encontraban a la espera de recibir una prueba diagnóstica.

El sindicato CSIF-A teme, pese a lo avanzado por la consejera, “que los resultados de 2018 pudieran ser peores” que los de años anteriores. En cualquier caso, considera “exigible al SAS y a la Consejería de Salud que cumpla con sus compromisos de transparencia” y publique unos datos que ayudan al diagnóstico del sistema sanitario público andaluz.

La consejera de Salud, Marina Álvarez, avanzó el pasado 2 de noviembre que su departamento ya cuenta con “datos preliminares” sobre las listas de espera, donde se muestran una mejora en la tasa de pacientes pendientes a ser atendidos y en la demora media de cirugía y de consultas externas.

“Podemos ver cómo a julio de 2018 los resultados en nuestra comunidad son mejores que a diciembre de 2017, se ha bajado la tasa de pacientes pendientes, se ha bajado la demora media y se ha bajado tanto en cirugía como en consulta, y por supuesto se presentarán también actualizados”, anunció Álvarez, quien excusó el retraso en la publicación porque “cada vez los datos se presentan de manera más pormenorizada teniendo en cuenta los centros, las provincias, las especialidades concretas e incluso tipos de procedimientos concretos”. La consejera de Salud añadió que estos datos actualizados “se presentarán en breve en la página web como siempre se hace”, aunque no ha avanzado fecha concreta y a día de hoy aún no han sido publicados.

La consejera de Salud asegura que los últimos datos disponibles datan de diciembre de 2017 y no de junio de ese mismo año como consta en el portal de Transparencia de su departamento. Estos han sido aportados por el Ministerio de Sanidad, que en mayo de este 2018 publicó los datos comparativos de todas las comunidades autónomas hasta finales de 2017. “Podemos ver cómo nuestra comunidad se encuentra en una situación muy favorable”, apunta Álvarez, quien subraya que el tiempo de espera media para una intervención quirúrgica en Andalucía era de 78 días con respecto a los 106 de la media nacional.

La consejera andaluza también resalta que la tasa de pacientes pendientes en la comunidad autónoma era de 8,35 por cada 1.000, aproximadamente, frente al 13,5 del nivel nacional, y “el tiempo medio para consulta también era menor; estaba en 56 días y a nivel nacional estaba en 66”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre