Alberto Garzón, coordinador general de Izquierda Unida, ha lamentado que en España se está juzgando a personas por decir «realidades como un templo: que los Borbones son una ladrones». El político malagueño ha calificado este hecho como de represión política y judicial.

Para Garzón estos juicios serían impensables «hasta en los años 80», al igual que lo fue que se terminara en un juzgado porque se «hicieron chistes sobre Carrero Blanco. Esa represión política y social nos la estamos jugando hoy. Nos estamos jugando también los retos ecológico, que tienen que ver con la sostenibilidad del planeta, o el reto del machismo y el patriarcado, que sigue destrozando vidas con los asesinatos».

Por otro lado, el diputado de Unidas Podemos, ha incidido en el hecho de que hay que acabar con las reformas laborales porque se crearon para, teóricamente, crear empleo y, en realidad, no se ha creado ninguno. «El gobernador del Banco de España me reconoció años después que la reforma tenía como objetivo bajar los salarios porque creía que cabrían por cada puesto de 1400 euros, dos de 700», afirmó Garzón.

También atacó a las políticas de recortes con contundencia, afirmando que se ha utilizado al Estado «para robarnos en beneficio de los que no han sufrido la crisis», para aquellos que, por el contrario «se han enriquecido».

El político malagueño, economista de profesión, ha sido muy duro al señalar que España carece de una clase empresarial liberal porque lo que de verdad hay es un «feudalismo empresarial» en empresas que transfieren el poder de padres a hijos, como ocurre con el Banco Santander u OHL.

5 Comentarios

  1. Si España fuera una monarquía democrática, la contrapartida justa a la inmunidad real sería el derecho de cualquier ciudadano a insultar y ofender al rey hasta la saciedad sin ninguna posibilidad de que la justicia lo persiga. Como eso no ocurre, el sistema que tenemos en España es una especia de dictablanda disfrazada y con urnas. Como todas.

  2. Parece que los políticos son el icono de la virtud y la honestidad. Nunca se ha alzado así de contundente este muchachito sin más oficio ni beneficio que su «quehacer» político. Y de economista… licenciado en economía. Y va que chuta. Su currículum? ya lo dice él: yo estuve en el 15 M y estuve en el 15 M. Sus prisas le llevaron a IU porque no había aparecido aún Podemos. Ay, para al cabo cargarse IU. Y en cuanto a apelar al instinto, vaya! Una invitación a sustituir las neuronas por las vísceras! Me da igual de qué instintos hable. Los dogmáticos lo son siempre, sea cual sea su catecismo. Si quiere escribir a rticulitos de espoleador super guay, que lo haga. La política es otra cosa. Muy otra

  3. No soy monárquico. Ni siquiera antimonarquico. Suecia mejor que Irán? Estos peogres con olor a alcanfor creen -según se lo dictó la propaganda franquista- que la República es cosa de izquierdas y creen que vendrá la II República y la Pasionaria con ella. Olvidan que vendrá la III República. Y que también son República Berlusconi, Merkel o Trump.

  4. Genial? Un Genio? Como Picasso? Como Leonardo? Como Mozart? Como Einstein? Vamos… Hay que usar las palabras con cierta propiedad para que no se degraden y sigan significando algo. Genialidad de verdad… la «h» esa del verbo ser. Nunca se me hubiera ocurrido!!!

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre