Las protestas de las mujeres en torno al Parlamento Andaluz han sacado de quicio a los populares.

Ni ganar Andalucía, aunque haya sido gracias a la ultraderecha, tranquiliza al secretario general del PP, Teodoro García Egea, quien quiere revancha y, si es posible, hasta que desaparezca el PSOE con toda su historia. Así, con rabia y ganas de revancha, el que fuera campeón nacional de tiro al güito -o algo parecido- avisa al PSOE que no guarde las pancartas: “las necesitará cuando salga Sánchez de La Moncloa”.

Además, la persona de confianza de Pablo Casado quiere que el PSOE pida perdón. Probablemente por existir, por haber gobernador 36 años Andalucía y hasta, si se lo propone, por la muerte de Manolete.

Para García Egea ha denunciado que “lo más relevante que ha hecho la izquierda durante todos estos días, ha sido llamar a rodear un Parlamento, como es el Parlamento de Andalucía”, un Parlamento que ha sido democráticamente elegido. Así, ha lamentado que en la tribuna los partidos contra el pacto de Gobierno no están hablando de los problemas reales de los andaluces, como tampoco hablan de los problemas reales de los españoles en el resto de los parlamentos.

El número dos del PP ha advertido a “aquellos que han venido por parte del Partido Socialista a rodear un parlamento democráticamente elegido que no guarden las pancartas, porque las van a necesitar en Madrid cuando Sánchez salga de La Moncloa y Pablo Casado tome posesión como presidente del Gobierno”. En este sentido ha avisado a los que “llaman a salir a la calle en contra de un parlamento democráticamente elegido”, de que “el resultado a nivel nacional, cuando se convoquen las elecciones, les va a gustar tanto como el que les ha gustado el del parlamento de Andalucía”.

En declaraciones a los medios de comunicación durante su asistencia al debate de investidura de Juanma Moreno como presidente de la Junta de Andalucía, García Egea ha explicado que el Partido Socialista no está en la calle por decisión propia, sino porque los ciudadanos de Andalucía les han echado de la Junta. “Lo han mandado a la calle, por tanto que se acostumbren a estar allí”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre