Tal y como adelantamos en Diario16, Luis Abinader ganó las elecciones en República Dominicana sin necesidad de una segunda vuelta. Así lo han reconocido tanto el candidato oficialista, Gonzalo Castillo, como el expresidente Leonel Fernández y el presidente Danilo Medina.

El propio Luis Abinader dejó claro en un mensaje en Twitter que la victoria no es suya ni de su partido, sino que este resultado es un triunfo de todo el pueblo dominicano:

Dos palabras, «¡Ganamos todos!», que resumen lo que ocurrió ayer en República Dominicana.

Los sondeos no se equivocaron porque lo tenían fácil: el pueblo quería cambio, el pueblo reclamaba un cambio en la Presidencia y así se vio en la jornada electoral de ayer.

Sin embargo, Abinader tiene muchos frentes abiertos que le deja tanto la administración de Danilo Medina como la situación global generada por la pandemia del Covid19. Ahí es donde se va a ver la capacidad de gobernar para y por el pueblo, con la aplicación de las profundas reformas que tiene incluidas en su programa electoral, el programa que ha encandilado y dado esperanzas al pueblo.

Durante el periodo de convivencia con Danilo Medina tendrá que llegar a los consensos necesarios para frenar el impacto sanitario que está teniendo el virus en República Dominicana. Una vez que acceda a la Presidencia, llegará el momento de implementar las medidas económicas y sociales. Ahí es donde le está esperando el pueblo.

Por otro lado, Luis Abinader tiene la difícil misión de perseguir de manera implacable la corrupción sistémica que le deja en herencia el PLD. En la noche de ayer se escuchó a cientos de seguidores perremeístas gritando «Los queremos presos». La persecución de la corrupción no sería una venganza ni una guerra contra los rivales políticos, sería justicia para quienes se aprovecharon del dinero de todos y todas las ciudadanas para, cuanto menos, enriquecerse.

Víctor Hugo decía que «el futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable. Para los temerosos, lo desconocido. Para los valientes es la oportunidad». Hoy se inicia el futuro y el pueblo dominicano espera que los próximos 4 años sean una oportunidad que no se puede dejar pasar.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre