lunes, 20septiembre, 2021
18.9 C
Seville

Gallardón, en Metro hacia su futuro

El exalcalde de Madrid se deja ver en el transporte público mientras la Justicia sigue investigándolo por el caso Lezo

- Publicidad -

análisis

La brecha salarial entre hombres y mujeres es del 23 por ciento en todo el mundo

El Día Internacional de la Igualdad Salarial representa los esfuerzos constantes por conseguir la igualdad salarial por un trabajo de igual valor. Esta lucha...

Javier Maroto, el político que se traicionó a sí mismo

Javier Maroto (senador popular puesto a dedo por el presidente Castilla y León por imposición de Pablo Casado), aunque es y se siente vitoriano,...

Pedro Sánchez: en sus manos, ¡qué canalla es la política!

España tiene un problema con Pedro Sánchez, un serio problema que sólo se solucionará cuando él, que no el PSOE, deje la Presidencia del...

La mafia contra la academia

El ataque a profesores, publicaciones, libros y en general la academia tiene que ver con un enfoque característico de fascismo que consiste en instalar...
- Publicidad-

Decía Homer Simpson, en una de sus míticas frases para la historia, que el transporte público es para fracasados. No sabemos si pensará eso de sí mismo el ex alcalde de Villa y Corte, ex presidente de la Comunidad de Madrid, ex ministro de Justicia y ex muchas cosas más -entre ellas ex sempiterno candidato a ocupar la Moncloa-, pero lo cierto es que ahí se le ha visto esta mañana, en el Metro, con su maletín burocrático a cuestas, la mirada perdida frente a la ventanilla y el rictus serio, como cualquier otro proleta que apechuga con sus miserias humanas a la hora fatídica de ir a trabajar. Impresiona comprobar cómo un hombre que lo fue todo en el partido y en la historia de España, y que hoy se defiende en los tribunales como imputado en el caso Lezo, se reduce a la simple categoría de uno más, de currito, de hombre llano que se hunde en las entrañas obreras del Metro para enfrentarse a la dictadura de la rutinaria cotidianidad, de los empujones, de los codazos, del sudor del personal y del olor a combustión ácida y enfermiza de los trenes subterráneos.

“¿No es ese el alcalde?”, preguntaba aquí una señora. “Que no, que este ya no es”, le respondía allí otra pasajera atiborrada de bolsas de Mercadona

Atrás quedan los cochazos blindados, los escoltas, las lujosas conferencias con jet set y canapé, los aviones privados y la maquinaria del Estado que antes estaba enteramente a su servicio. Todo poder excesivo dura poco, decía Séneca, y a Gallardón, como a todo político, el poder le ha durado lo que dura un atasco en la M-30, esos pifostios de tráfico contra los que luchó tan denodadamente cuando era primer ciudadano de Madrid. Al exalcalde, ya retirado de la política y estudiante de una causa judicial que le persigue incómodamente, ya madrileño pedestre como cualquier otro, se le ha visto deambular en el Metro como aquellos fantasmas atormentados de Ghost, la vieja película de Demi Moore. El exministro cedía el paso amablemente entre la masa y ante la sorpresa de la gente: “¿No es ese el alcalde?”, preguntaba aquí una señora. “Que no, que este ya no es”, le respondía allí otra pasajera atiborrada de bolsas de Mercadona. El tiempo ha pasado en un suspiro, Gallardón ya es historia, pero nos queda el hombre peatonal, el oficinista solitario, gris y anónimo salido de un cuadro de Hopper, el trabajador meditabundo que, alejado del alpiste fácil que da la política, se enfrenta al destino existencial del día a día, a la cruda realidad que no es otra que tener que ganarse las lentejas a golpe de pinrel, entre el asfalto ardiente y los raíles de acero. De la misma forma que los grandes emperadores romanos bajaban a las catacumbas para comprobar con sus propios ojos que allí vivía gente, Gallardón, otro emperador ya derrocado de perfil patricio, comprueba también en sus carnes, bien por necesidad o por aparentar que es un madrileño más, el triste y masificado paisaje humano del Metro. La insoportable levedad del ser tras el éxito de los focos rutilantes. Ya lo dijo Homer Simpson…

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

La vicepresidenta Yolanda Díaz retirará a los franquistas «del aparato de represión» la Medalla al Mérito en el Trabajo

 Ministros franquistas y altos cargos de la Falange podrán perder de forma póstuma la Medalla al Mérito en el Trabajo después de que el...

Tensión entre Francia y EEUU: se suspende la reunión de ministros de Defensa entre ambos países

La reunión entre los ministros de Defensa de Francia y Estados Unidos estaba prevista para celebrarse esta semana. Sin embargo, ha sido anulada por...

El presidente del Cabildo de La Palma confirma las viviendas afectadas por la erupción del volcán supera el centenar

El presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Hernández, ha afirmado esta mañana en la Cadena Cope que «en su camino hacia el mar...

“Felipe VI”, un veneno castrador para la memoria estudiantil

Para los de mosqueo fácil que antes de seguir leyendo ya están con la demanda en la pantalla defendiendo honores de terceros, advierto que...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

La vicepresidenta Yolanda Díaz retirará a los franquistas «del aparato de represión» la Medalla al Mérito en el Trabajo

 Ministros franquistas y altos cargos de la Falange podrán perder de forma póstuma la Medalla al Mérito en el Trabajo después de que el...

Tensión entre Francia y EEUU: se suspende la reunión de ministros de Defensa entre ambos países

La reunión entre los ministros de Defensa de Francia y Estados Unidos estaba prevista para celebrarse esta semana. Sin embargo, ha sido anulada por...

El presidente del Cabildo de La Palma confirma las viviendas afectadas por la erupción del volcán supera el centenar

El presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Hernández, ha afirmado esta mañana en la Cadena Cope que «en su camino hacia el mar...

“Felipe VI”, un veneno castrador para la memoria estudiantil

Para los de mosqueo fácil que antes de seguir leyendo ya están con la demanda en la pantalla defendiendo honores de terceros, advierto que...