sábado, 4febrero, 2023
19.1 C
Seville

Gabriel Rufián sobre la reforma laboral de Sánchez: «No vamos a firmar un cheque en blanco»

El líder de ERC ha dejado claro que la alternativa a votar en contra de la reforma laboral de Pedro Sánchez es mucho peor

José Antonio Gómez
José Antonio Gómez
Director de Diario16. Escritor y analista político. Autor de los ensayos políticos "Gobernar es repartir dolor", "Regeneración", "El líder que marchitó a la Rosa", "IRPH: Operación de Estado" y de las novelas "Josaphat" y "El futuro nos espera".
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

Gabriel Rufián, portavoz en el Congreso de Esquerra Republicana de Catalunya, ha afirmado en una entrevista en la Cadena SER que, en referencia a la reforma laboral de Pedro Sánchez, la intención y el objetivo de su grupo parlamentario es la construcción de una ley verdaderamente progresista y que no sólo esté orientada a frenar algunos de los retrocesos de la reforma de Mariano Rajoy.

«Debemos mejorar las leyes y queremos que la reforma se acerque a lo que prometieron», ha afirmado Rufián quien, además, ha dejado claro que están bastante lejos de votar a favor de una reforma laboral que tan vehementemente está defendiendo la patronal y una parte de la derecha española.

Rufián, además, ha señalado que «hay un camino de mejora en la reforma laboral. Estamos bastantes lejos. Es mala cosa que antes no hayan hablado con ERC y estaban intentando acercarse a la CEOE. No vamos a firmar un cheque en blanco».

Respecto a su posición contraria a esta reforma laboral y al sentido de su voto durante la tramitación en el Congreso, Rufián ha afirmado que entienden «que la alternativa a no apoyarla es peor, pero este Gobierno no se puede sustentar en el miedo. No puede ser que solo frenemos retrocesos y no implementemos mejoras. Y eso, más allá de nuestras banderas, es un fracaso. Estamos dispuestos a hablar todo, pero no vamos a firmar un cheque en blanco. No podemos. Tenemos que asumir una responsabilidad».

Coincidencia argumental de Gobierno y Casado

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, afirmó ayer que «votar en contra de la reforma laboral es votar a favor de la reforma de 2012», que fue brutal contra los trabajadores, «impuesta, unilateral y absolutamente desequilibrada».

La reacción a estas palabras por parte de Pablo Casado llegó a través de Twitter y con una palabra: «Exacto». Por tanto, la coincidencia entre el PP, que ya ha anunciado su voto en contra, a pesar de las presiones por parte de determinados sectores internos y de la clase empresarial para que el Partido Popular apoye la reforma laboral de Sánchez, es significativa y da una idea de la línea de un Real Decreto que cuenta, de manera sorpresiva, con el apoyo de los sindicatos.

 Es normal que PP y Gobierno coincidan, como lo hacen los sindicatos mayoritarios con la patronal. Sin embargo, la realidad es que la reforma laboral de Sánchez no resuelve los problemas de los contratos a tiempo parcial no voluntarios, ni limita o prohíbe el uso de horas extras (pese a la tasa de paro existente) o la cesión de personas trabajadoras por medio de las Empresas de Trabajo Temporal (ETT).

La reforma laboral de Sánchez no ha conseguido retornar a la situación que había en 2012 y ni mucho menos a la de 2010.

Además, se establece un nuevo artículo, el 47 Bis, que incluye el llamado «mecanismo RED de flexibilización y estabilización», para que cuando se den causas cíclicas o sectoriales, el Consejo de Ministros pueda activar esta herramienta para que las empresas se acojan a las medidas de suspensión o reducción de jornada ante la autoridad laboral.

Por otro lado, la priorización de los convenios de empresa sobre los sectoriales solo desaparece en materia salarial, pero se mantiene en el resto de aspectos, al mismo tiempo que no se modifica la redacción de las causas del despido de la reforma laboral de Rajoy, ni la modificación sustancial de las condiciones de trabajo de la misma.

La reforma laboral de Sánchez, por otro lado, tampoco restablece las indemnizaciones por despido improcedente y los salarios de tramitación que la reforma del Partido Popular alteró y que produjo un abuso del despido libre sin mayor consecuencia para la clase empresarial.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído