El Consejo de Ministros de Francia acaba de tomar la decisión de poner en cuarentena a todas las personas que entren en el país. Ya tengan síntomas de COVID-19 o no los tengan.

La cuarentena obligatoria durará catorce días. En caso de dar positivo, deberá permanecer en aislamiento durante 30 días.

Una medida incluída dentro del paquete que se ha presentado hoy, ante el anuncio del mantenimiento del estado de urgencia sanitaria hasta el 24 de julio.

Los que no acepten la norma establecida hoy de la cuarentena obligatoria, serán devueltos al lugar de origen.

Polémicas medidas de seguimiento a los infectados

Se ha anunciado que serán brigadas y agentes quienes recaben datos de las personas infectadas: movimientos y contactos mantenidos, con el fin de evitar la propagación del virus. Esta medida ya ha sido denunciada por distintos profesionales, como ha ocurrido en el sector sanitario, donde ha habido médicos que consideran estas prácticas ilegales.

La rueda de prensa que ha dado hoy el Gobierno ha sido muy criticada: mensajes inconcretos y confusos, que algunos consideran muestra de debilidad del ejecutivo.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre