miércoles, 23junio, 2021
30.7 C
Seville

Fórmula1 temporada 2018

- Publicidad -

análisis

Alemania se rebela contra la UEFA e ilumina su estadio de la Eurocopa con la bandera del orgullo gay

Los símbolos son fundamentales cuando se trata de luchar por los derechos civiles. Ayer, en una decisión sin precedentes que revela el proceso de...

Derechas españolas: entre la intolerancia a la democracia y el analfabetismo constitucional

Tras comprobar que los discursos de PP y Vox (máximos exponentes de las derechas españolas) se parecen ya como dos gotas de agua, cabe...

El Repaso del 23 de junio: Libertad para los presos políticos catalanes

Como cada día en El Repaso analizamos la actualidad. Hoy, evidentemente, la noticia más destacada y destacable es la puesta en libertad de los...

Casado, acorralado, recurre al insulto como único argumento

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, acorralado, recurre al insulto como único argumento. Como era de esperar, la sesión de control al...
- Publicidad-

La F1 bosteza, se estira en su cama de tornillos, cables y ruedas. Abre y cierra los ojos. Es hora de volver. Se acabó el invierno y la vida en la cueva. Salta de la cama, la F1, como el animal salvaje atrapado en un circo que es.

Yo también salto de la cama. Me preparo un café y miro la botella de burbon. Ahora no, todavía no. ¿Un cigarrillo? Tampoco. Hay que fortalecer la voluntad. Durante tres meses ha desaparecido la Fórmula1 y yo con ella.

Miro a mi alrededor, huele a cerrado, a sucio, a animal. Yo soy el animal. La F1 es el animal.

Abro las ventanas. Llueve. Dejo que el agua moje el gastado suelo de parqué.

Los Ferrari han sido los más rápidos en los test de Barcelona, y el siguiente -pero no creo que signifique nada- Alonso, Fernando Alonso. Al menos en la segunda semana.

Buceo en la prensa extranjera y me tomo otro café. Esta vez me cuesta más aguantar la tentación: el burbon, un cigarrillo…, pero lo logro.

Cuánto me gustaría que este año ganase el campeonato uno de los pilotos de Red Bull; aunque tampoco me importaría si fuese de McLaren o de Renault. Pero temo que será más de lo mismo. Hamilton acumulando oro y Vettel ladrándole detrás.

Ah, qué pereza. Dos semanas para Australia. Ojalá allí suceda que me logre realmente despertar.

Otro café… que hay que fortalecer la debilitada voluntad.

Tigre tigre.

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

La mascarilla dejará de ser obligatoria siempre que se pueda mantener 1,5 m de distancia

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha comparecido tras el Consejo Interterritorial de Salud y ha explicado las situaciones en las que a...

VIDENTES BUENAS 806: Tarot 806 de Agustina Sáez vidente buena 806 y tarotista fiable recomendada

Para que puedas descubrir quién es una de las videntes buenas 806 en España y con un tarot 806, deberás prestar mucha atención a...

¿Es posible hacer justicia?

Hay que reconocer que a la justicia se le presentan también situaciones monstruosas, nada fáciles de resolver. En Francia se está juzgando ahora a...

Otra vida trading es posible

Hace unos años, cuando los AVE no tenían casi enchufes conocí a Ismael en un descansillo mientras él buscaba uno para cargar su móvil,...
- Publicidad -

lo + leído

La mascarilla dejará de ser obligatoria siempre que se pueda mantener 1,5 m de distancia

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha comparecido tras el Consejo Interterritorial de Salud y ha explicado las situaciones en las que a...

VIDENTES BUENAS 806: Tarot 806 de Agustina Sáez vidente buena 806 y tarotista fiable recomendada

Para que puedas descubrir quién es una de las videntes buenas 806 en España y con un tarot 806, deberás prestar mucha atención a...

¿Es posible hacer justicia?

Hay que reconocer que a la justicia se le presentan también situaciones monstruosas, nada fáciles de resolver. En Francia se está juzgando ahora a...

Otra vida trading es posible

Hace unos años, cuando los AVE no tenían casi enchufes conocí a Ismael en un descansillo mientras él buscaba uno para cargar su móvil,...