martes, 7febrero, 2023
12.5 C
Seville

Florentino Pérez «azuza» a fondos internacionales para acosar y derribar a Iberdrola

En la eléctrica, aunque lo niegan, tienen la convicción de que la «mano negra» que mueve los hilos, los tribunales y los intereses económicos es alguien que ya lo intentó años atrás

Esteban P. Cano
Esteban P. Cano
Escritor y Periodista de investigación
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

Iberdrola, una empresa española referente gestionada desde la ética a nivel nacional e internacional, está siendo asaltada por medio de falsas estrategias, incluso con el atrevimiento permitido por quien no debiera desde responsabilidades de Estado. Se está intentando utilizar a la Justicia y «los palcos» para conseguir objetivos «boa» para el propio interés personal, no societario y, menos aún, de bienestar social.

Florentino Pérez no perdona que Ignacio Sánchez Galán no le permitiera hacerse con el control de Iberdrola. Esta es la razón por la que, según fuentes consultadas por Diario16, el presidente del Grupo ACS y del Real Madrid está haciendo todo lo posible, incluso retorciendo abusivamente el derecho, para llevar al presidente de la eléctrica a una situación límite en el Caso Tándem que se está instruyendo en la Audiencia Nacional.

Hay que recordar que, tal y como publicó Diario16, Iberdrola presentó un escrito ante el Juzgado Central de Instrucción nº 6, del que es titular el magistrado Manuel García-Castellón, un juez que medró durante los gobiernos del Partido Popular, en el que acusaba a Florentino Pérez de querer instrumentalizar al propio Juzgado con la espuria finalidad de utilizarlo como herramienta en su estrategia de ataque a la reputación de Iberdrola. «Un abuso de derecho que se aparta de la buena fe procesal», señalaba el escrito.

Sorprende cómo la Justicia en España da credibilidad a los testimonios de determinadas personas o permiten personarse en las causas sólo por ser quienes son. En este medio tenemos conocimiento de denuncias en las que algunos jueces siguen aplicando de manera taxativa la carga de la prueba al denunciante mientras que, en otros casos, como es la pieza separada del Caso Tándem, se tomó como «palabra de Dios» lo afirmado por Florentino Pérez. Lo mismo podríamos decir de las personaciones en las que multitud de personas han visto cómo les ha sido imposible tener acceso a determinadas causas porque jueces muy señalados les han impuesto fianzas desorbitadas.

Este enfrentamiento de Florentino Pérez con Iberdrola y, más en concreto, con Ignacio Sánchez Galán es consecuencia de la operación fracasada de Florentino Pérez de controlar Iberdrola desde hace una década.

Hay que recordar que el magistrado ya había archivado otra causa contra Sánchez Galán porque no había pruebas suficientes y que los hechos habían prescrito. Sin embargo, Florentino no quedó contento. Él no está acostumbrado a perder y el Caso Tándem le había dado una oportunidad para pasar factura o tomarse venganza de la derrota que Galán le infligió hace una década y que le costó a ACS la friolera de 1.500 millones de euros.

Los fondos internacionales entran en escena

Al acoso y derribo contra Iberdrola de Florentino Pérez se han sumado recientemente dos de los principales accionistas de la compañía eléctrica, BlackRock y Norges Bank, que también tienen grandes participaciones en las principales compañías del IBEX35.

Según avanzó el diario económico digital Merca2, citando fuentes del sector financiero, BlackRock está presionando a Sánchez Galán para modificar la estructura de poder de Iberdrola, es decir, que nombre a un nuevo consejero delegado, petición que realizó Larry Fink, el presidente de BlackRock con quien se reunió Pedro Sánchez en su viaje a Nueva York, en un encuentro telemático.

Sin embargo, estas presiones van encaminadas a que el gran gestor de cartera estadounidense esté planteándose realizar una operación corporativa aprovechando los problemas judiciales que Florentino Pérez está generando a Iberdrola. Según el mismo medio, el plan de Fink es conocido hasta por los servicios de inteligencia.

Casualmente, esa operación corporativa era el plan de Florentino Pérez cuando el Grupo ACS entró en el accionariado de la eléctrica española: crear un gran grupo energético con la fusión con Unión Fenosa. Ahora lo retoman los grandes fondos internacionales, aunque, al igual que ocurrió hace 10 años, este proyecto fracasará por la buena gestión que Iberdrola está realizando y que le ha colocado como la verdadera referencia de lo que es la Marca España.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído