¡Maldita sea! No puede ser…, pero aún hay una oportunidad, aún la jugada puede salir bien, y acabaremos viendo a Fernando Alonso peleando de igual a igual contra el excelente Charles Leclerc ambos a bordo de un bólido rojo de la bonita y famosa marca Ferrari.

¡Pero…! ¡Le han hecho a Sebastian Vettel una segunda oferta desde Ferrari!

¡Rayos y truenos y relámpagos! ¡Que se lleven a Vettel los chinos comedores de vampiro y lo conviertan en sopa! (O que lo coloquen en McLaren o cualquier otro equipo).

Sebastian Vettel recibió una oferta de 12 millones de euros anuales y un año de contrato… y la rechazó.

Entonces el Circo de la F1 se puso en marcha, Italia entera comenzó a patear en la puerta de la Ferrari y comenzó a sonar con fuerza el nombre de Alonso, Fernando Alonso, como compañero de Charles Leclerc.

Pero Vettel ha recibido una nueva oferta. Doce millones y un contrato por dos temporadas. Eso significaría que estaría comprometido hasta el final de 2022, igual que lo está Charles Leclerc.

Pero ¿en qué están pensando en Ferrari? No les funcionan las meninges ¿o qué? Vettel y Leclerc son un desastre como pareja, perjudican al equipo, se perjudican a ellos mismos y sobre todo la imagen de Vettel ha quedado a la altura del betún… y en una lucha contra Leclerc eso no va a mejorar para el tetracampeón teutón.

Pero claro, Almas y Almos, está lo de la política, los contactos, los intereses y las comisiones. Vettel sigue teniendo buenas padrinos, al cabo es un german boy, y parece que los padrinos se han movido y han hecho presión.

En LAS ALMAS Y LA F1 el gran Sebastian Vettel nos da completamente igual a fecha de hoy, pero ¡oh Italia oh Ferrari levantad las armas y luchar!

No habría nada igual, sería lo mejor que le habría pasado a la F1 en más de una década, ver a Alonso y Leclerc como pareja. Sólo su lucha, su pulso de igual a igual, ya valdría lo mismo que un campeonato mundial… más que un campeonato mundial, porque ver a Hamilton ganar otro mundial sería aburrido, y ya.

¡Una segunda oferta a Vettel! Maldigo todo lo maldecible.Qué manera de amargarme el tercer día de desconfinamiento, esta noche no voy a poder dormir… (tendré que dedicarla a rezar).

Otro burbon, por favor.

Tigre tigre.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre