Va a ser el primero, absolutamente el primero, el primer campeón del mundo de Fórmula1 que se atreve con el Dakar: Fernando Alonso. Suceda lo que suceda, ya está escribiendo una nueva página en la historia del automovilismo deportivo; o la comenzará a escribir cuando el día de la noche de reyes de VeinteVeinte comience la 42 edición del Dakar.

Y sólo un piloto de Fórmula1 consiguió, en 1983 y a bordo de un Porsche, ganar el Dakar. Fue Ickx, el belga Jacky Ickx, gran piloto con ocho grandes premios de Fórmula1 en su palmares y seis victorias en Dakar. Pero Ickx no llegó a campeón mundial, y necesitaba -ante el mundo y para sí mismo- demostrar.

Fernando Alonso ya lo tiene todo demostrado, aunque sería alucinante, inolvidable, digno del más largo de los aplausos que lo consiguiese, que no fuese sólo el primer campeón del mundo en atreverse con el Dakar, sino que fuese también el primer campeón del mundo de F1 en ganar el más mítico y legendario rallye que ha existido jamás: el Dakar.

Sin duda este año seguirá más público el desarrollo del Dakar que jamás; gracias a Alonso, a que es un hombre que no se rinde jamás, que -como el agua- siempre encuentra un camino para crecer y avanzar.

 

Tigre tigre.

Por qué Fernando Alonso es el mejor piloto de todos los tiempos

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 + once =